Galicia y Portugal hacen frente común para conseguir más cuota de sardina

El cerco luso propone aumentar la cuota hasta las 20.438 toneladas, de las cuales 6.847 serían para España


Redacción / la voz

Asociaciones portuguesas y gallegas del cerco (incluidos representantes de la Federación Galega de Confrarías) se verán las caras en Vigo el próximo martes día 13 para tratar de buscar una salida que colme las aspiraciones a uno y otro lado de la raia, que pasan, básicamente, por pescar más sardina de la que les han autorizado para el 2019, una cuota que «non recolle a realidade que hai baixo o mar», asegura Andrés García, portavoz de la Asociación de Armadores Cerqueros de Galicia (Acerga).

Son 10.799 toneladas a repartir entre España y Portugal, de las que un 67 % corresponden a la flota lusa. «A ver que sacamos en claro desta reunión e ata onde podemos chegar», decía ayer tras hablar, vía telefónica, con su homólogo luso en Anopcerco (Associação Nacional das Organizações de Produtores da Pesca do Cerco). Un nuevo intento de entendimiento tras el fracasado viaje a Bruselas de hace unos meses: «Déronnos coa porta nas narices», admite.

Unos y otros parten de la misma consideración: la de que el caladero está muy recuperado. Aunque con una diferencia notable. Mientras Portugal sigue capturando sardina, Galicia dejó de hacerlo hace casi un mes tras agotar el cupo (a la comunidad gallega le corresponde algo más de la mitad del 33 % de cuota con la que cuenta España). 

«Graves consecuencias»

Sin embargo, los gallegos son conscientes de que falta el visto bueno del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar), cuyos informes no han ido, de momento, en la línea de pensamiento de los pescadores. Tampoco de los biólogos, que sí admiten una mejoría del stock. «Temos claro que necesitamos unha aprobación do ICES, pero o que si é certo é que no plan de recuperación si vén reflectido que un aumento de TAC (totales admisibles de capturas) significaría un aumento de cota ».

Portugal ya tiene resultados oficiales de su campaña de evaluación de pelágicos. En base a esas cifras, el cerco luso propone revisar esa cifra inicial de casi 10.800 toneladas para elevarla hasta las 20.438, correspondiendo 6.847 a España y las 13.605 restantes al país vecino. Desde Anopcerco consideran que su propuesta se ve «reforzada por la prohibición de pescar sardina en todo el Cantábrico y el noroeste de la Península desde el pasado 16 de julio», y por las, a su juicio, «graves consecuencias económicas y sociales que está acarreando» ese paro. Especialmente, dicen, en Galicia, donde «la dependencia de la sardina por parte de la flota de cerco es más significativa».

España todavía no ha hecho públicos los resultados de su campaña de evaluación sobre la especie, pero «sen eles nós xa sabemos que hai moita sardiña. Non nos fan falta estudos», aduce el presidente de Acerga, que reconoce la urgencia de la situación. «Temos présa por traballar, porque a partir de setembro a sardiña xa non leva os bos prezos que leva agora». Mientras tanto, viven del xurelo.

Sobre el anuncio realizado por el Gobierno portugués hace unos días -esa subida unilateral de la cuota-, en Galicia no tienen claro que vaya a salir adelante. «Non pode facer esa anexión pola súa conta, e dubidamos que España se atreva a dar un paso similar». En cualquier caso, el cerco gallego no quiere poner en peligro la campaña del año que viene. «Agardamos que cando menos nos dean unhas trinta mil toneladas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia y Portugal hacen frente común para conseguir más cuota de sardina