Se complican las labores de reflote del barco de Celeiro encallado frente a las costas de Escocia

Una de las primeras actuaciones consistirá en retirar el gasóleo del depósito


VIVEIRO | LA VOZ

Tras fallar el primer intento de reflotar al Coelleira, el rescate se ha complicado. Anochecía el miércoles cuando, por causas desconocidas, el barco escoró. Sucedió horas después de intentar recuperarlo aprovechando la pleamar de la tarde. El remolcador Ievoli Black trató de liberarlo del islote rocoso de Vee Skerries, donde encalló el domingo cuando navegaba hacia puerto para descargar sus capturas. Este jueves, también coincidiendo con la pleamar, está previsto retomar el operativo.

Al noroeste de Papa Stour, en las islas Shetland, el Ievoli Black continúa vigilando al Coelleira. Desde ese remolcador de bandera italiana se controló este miércoles el salvamento. Distintas fuentes apuntan que dos mandos del pesquero, acompañados de profesionales de salvamento, embarcaron ayer en el Coelleira, pero todos los esfuerzos resultaron infructuosos porque no consiguieron sacarlo del lugar donde embarrancó.

El Ievoli Black continúa de guardia permanente en la zona. Además del inesperado giro que dio a última hora del miércoles la operación de rescate, tras la inclinación del buque sobre las rocas, el tiempo corre en contra porque los pronósticos meteorológicos apuntan a un empeoramiento del tiempo en el área de Shetland, lo que dificultaría cualquier operación.

Declaran los tripulantes

Mientras, las autoridades británicas toman declaración a los tripulantes del Coelleira, que enarbola bandera inglesa. El departamento británico de Investigación de Accidentes Marítimos trata de esclarecer por qué el Coelleira encalló en Vee Skerries sobre la dos y media de la madrugada del domingo, hora peninsular española. Las distintas fuentes consultadas confirman que se dirigía a un puerto cercano, en el archipiélago de Shetland, para descargar las capturas de la marea. Con treinta metros de eslora, acabó atrapado en una islote rocoso. Vídeos difundidos a través de las redes sociales muestran cómo los quince ocupantes reaccionaron con toda la tranquilidad posible. Minutos después del choque, se pertrecharon con los chalecos salvavidas, reunidos en cubierta, mientras desde el puente de mando alertaban de lo ocurrido y solicitaban auxilio. Por fortuna, todos resultaron ilesos. Un helicóptero de los guardacostas británicos acudió en su auxilio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Se complican las labores de reflote del barco de Celeiro encallado frente a las costas de Escocia