Reabre la pesquería de la sardina para el cerco

Será mediante un intercambio de cuota con el caladero de Cádiz


Redacción / La Voz

Se reabre una pequeña ventana de desahogo para el cerco gallego, que desde el pasado 16 de julio ve como la sardina pasa de largo por sus aguas sin poder hacer nada. Las redes están amarradas desde entonces a puerto una vez que se agotó el cupo (y después de haber solicitado adelantar a julio la cantidad que se había reservado para después de agosto por el tirón de la demanda). El Ministerio de Pesca publica este miércoles una resolución por la cual autoriza tanto a los buques de cerco del Cantábrico y Noroeste como a los que usan las artes altamente selectivas de racú y piobardeira a volver a capturar esta especie (que ahora mismo solo podía pescar el xeito, que tiene el 2,57 % de la cuota total de sardina ).

Eso sí, será mediante transferencias temporales de posibilidades de pesca por parte de la flota del golfo de Cádiz, que cederá cuota de sardina a cambio de otra especie, que, en el caso de Galicia, será, con toda probalidad, jurel. «É o unico que podemos ofrecer», puntualiza el patrón mayor de Cambados, Ruperto Costa. «A anchoa está pechada, e xarda hai moi pouca, e no sur teñen moi pouco xurelo». Un trueque lógico teniendo en cuenta que en la zona IXa, la que va desde Fisterra hasta aguas gaditanas, la parte gallega tiene más del 90 % de cuota de jurel, mientras que el sur acapara el noventa y pico por ciento de la cuota de anchoa. «De vez en cando prodúcense intercambios segundo as necesidades da frota», comenta Costa. Se trata de intercambios personales entre empresas privadas, entre armadores. «Sei que algún de racú e piobardeira xa comprou cota abaixo. A partir de agora, con esta resolución de Madrid, calquera que estea interesado en obter toneladas de sardiña poderá facelo». En el caso de Cambados son dieciséis las embarcaciones que se dedican al cerco. 

En Redondela una veintena de barcos podrán acogerse, si lo desean, a esta posibilidad. «Recibín a comunicación esta mañá. Aínda teño que compartila cos compañeiros», matiza su patrón mayor, Clemente Bastos, contento con la reapertura de la pesquería de sardina, sobre todo, teniendo en cuenta que estamos en temporada alta y el parón a estas alturas del año hace mucho daño: «Estásenos acabando a cota do xeito, quedarannos seis toneladas, para faenar como moito ata a semana que vén, así que, deste xeito, ao mellor podemos terminar o verán, que é cando máis se vende e máis demanda hai de sardiña». Bastos se muestra muy crítico con la asignación de toneladas: «É que non é normal que teñamos peixe e non o poidamos coller. Os científicos téñennos aprisionados», se queja. 

¿Tiene algo que ver este movimiento dado desde Madrid con lo ocurrido en la vecina Portugal? Pues a priori, no. Porque este tipo de medidas, los intercambios de cuota entre países o comunidades autónomas son relativamente habituales. «Pueden darse hasta dos veces al año, o una vez cada dos años, depende», explican desde Cambados, pendientes en cualquier caso de qué hará el Gobierno español ante la autoasignación unilateral de cuota de sardina anunciada en el país luso. «Trátase dunha medida sen precedentes. Iso non se deu nunca. É saltar as normas á toureira. A cota repártese para a península ibérica. Unha das dúas partes do acordo non pode facer o que lle dea a gana. Á parte, en pleno plan de recuperación da sardiña. Non sei que consecuencias pode ter isto. Temos que valoralo a nivel galego», matiza Costas, que anuncia que este viernes mantendrán una reunión para debatir el asunto. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reabre la pesquería de la sardina para el cerco