«Enterramos aos compañeiros un venres e o martes despedíronnos»

Una decena de tripulantes del Sin Querer Dos sientan en el banquillo al armador por dejarlos en la calle


Pontevedra / La voz

«Botáronnos á rúa o primeiro día laborable despois do Nadal. O accidente foi o 19 de decembro do 2018; enterramos aos catro compañeiros un venres, o luns foi Nadal e o martes xa nos puxeron na rúa». Transcurrido poco más de medio año de la tragedia del Sin Querer Dos, Ramón Ambrós, miembro de la dotación del pesquero que estaba de baja en el momento del accidente, explicó ayer a las puertas de la Audiencia de Pontevedra los motivos por los que diez tripulantes decidieron han decidido sentar en el banquillo al armador por sus despidos: «Queremos poñer en orde a nosa situación laboral con respecto aos nosos despedimentos, que consideramos improcedentes», añadió.

El primero de los juicios relativos a uno de los tripulantes ya se celebró y está pendiente de sentencia, mientras que otro ha sido señalado para septiembre. Sin embargo, el procedimiento principal, que implica a ocho de los diez demandantes, quedó ayer visto para el fallo. Durante la vista oral, el abogado de la casa armadora mantuvo que «no se ha producido fraude alguno en la contratación», al tiempo que defendió que, por las propias características del trabajo de los marineros en pesqueros, se tengan que encadenar contratos temporales de obra. «El hundimiento produjo la interrupción abrupta» de los mismos, dijo. De igual modo, y en atención a la supuesta antigüedad de los demandantes en la empresa, señaló que el Sin Querer Dos fue adquirido con el nombre de Playa de Portonovo en enero del 2014 a la sociedad Hermanos Deza. En este sentido, la representante legal de esta firma señaló que, meses antes, se habían extinguido los contratos de todos los tripulantes por cese de actividad.

Frente a estas tesis, el letrado demandante remarcó que existió fraude de ley en la contratación, así como que se debe mantener la antigüedad con la transmisión de una sociedad a otra. El marinero que tiene el juicio en septiembre aseguró que nunca le indemnizaron al terminar un contrato, que no disfrutó de vacaciones -«si te ibas, te ibas al paro»- o que realizaban jornadas de 15 y 20 horas diarias sin compensación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Enterramos aos compañeiros un venres e o martes despedíronnos»