España se personará contra Noruega en el Tribunal de Derechos Humanos

Asegura a los exmarineros gallegos que también explora la vía del convenio bilateral


Redacción / La Voz

Aunque lo daban por sentado -porque, recuerdan, «non podía ser doutra maneira» después de las promesas lanzadas por el Gobierno cuando ya lo era y cuando todavía no-, los miembros de Long Hope se sienten reconfortados al conocer por boca del Ministerio de Asuntos Exteriores que España se personará en el pleito que los marineros jubilados que trabajaron en mercantes noruegos sin generar derecho a pensión presentarán contra Noruega en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Así lo comunicó la directora general de Europa occidental, central y sudeste de Europa, Aurora Mejía Errasquín, a la delegación de la asociación que el miércoles se entrevistó con ella para conocer las intenciones del Gobierno ahora que ha finalizado la vía jurídica en los tribunales del país nórdico. «Agora temos o compromiso formal», explicó Alberto Paz, portavoz de la agrupación.

Coordinación

De esta manera, Paz avanzó que, según Exteriores, en breve se pondrán en contacto los servicios jurídicos de la Abogacía del Estado con sus asesores legales para coordinar estrategias de actuación y analizar los argumentos que sostendrán para defender su derecho a una pensión que no están disfrutando porque en su día Noruega los dejó fuera de su sistema de protección social al no tener fijada su residencia en el país. Eso sí, no tener casa allí ni utilizar sus servicios públicos no fue óbice para tener que satisfacer impuestos y otras cargas sociales, sindicales incluidas.

Ahora bien, la vía del pleito en Estrasburgo no es la única que está explorando el Gobierno español. Este, paralelamente, ha iniciado un diálogo con Noruega para tratar de llegar a un convenio bilateral que evite a todos verse las caras en los banquillos de la ciudad francesa. Esos contactos se iniciaron hace dos semanas en Oslo y, aunque todavía no se puede alardear de grandes avances, sí se hizo una aproximación de cuántos ciudadanos hay afectados. Y las cifras a las que han llegado las Administraciones de ambos países coinciden grosso modo con las que manejaba Long Hope: unos 12.000 españoles estuvieron enrolados en mercantes noruegos hasta 1994, fecha en la que Noruega entró en el Espacio Económico Europeo y se vio obligada a incluir a los extranjeros en su sistema de protección social, tuviesen o no la residencia en el país.

Afectados gallegos

Según las cuentas de la asociación, unos 8.000 eran gallegos. Claro que determinar cuántos quedan vivos y cuantificar el alcance de la reclamación va a ser más difícil. Long Hope agrupa a 500 afectados y la demanda ha sido suscrita por 200.

Madrid y Oslo concluyen, como Long Hope, que hay unos 12.000 afectados Aunque, según fuentes de la agrupación, el Gobierno intentó entrar ya en cuestiones de ese virtual convenio bilateral, la asociación se negó a avanzar por esa vía. «Para negocialo hai tempo», como también lo hay para presentar la demanda, solo que para presentar esta hay plazos que cubrir que no tiene ese pacto bilateral que ya se buscó en varias ocasiones sin éxito. Argumento que, por cierto, creen que debería hacer valer la Administración española en defensa de sus ciudadanos. Y para cumplir esos plazos ya se han puesto manos a la obra. El lunes mismo tendrán una reunión con los abogados y una delegación noruega de derechos humanos para preparar la demanda que deben presentar antes de diciembre. Pero no quieren agotar todo ese tiempo. Pretenden presentar el documento, como muy tarde, en noviembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

España se personará contra Noruega en el Tribunal de Derechos Humanos