La flota pesquera europea ganó más que nunca, según Bruselas

El informe de Bruselas, con datos del 2016, cifra en 1.350 millones de euros el beneficio neto


bruselas / europa press

La flota pesquera europea registró un beneficio neto de 1.350 millones de euros en el 2016, una cifra récord que supone un incremento de más del 70 % con respecto al año anterior, cuando la ganancia del sector fue de 789 millones de euros, según datos de un informe publicado el viernes por la Comisión Europea.

Las mejoras en el 2016 fueron el resultado de unos precios medios del pescado más elevados y el bajo coste de los carburantes, además de la recuperación de la biomasa de algunos stocks de más valor comercial y de los avances tecnológicos. Las previsiones para el 2018, sin embargo, sugieren que esta tendencia se verá compensada por la subida de los combustibles.

 El sector empleaba en ese momento a 152.331 personas, de las que 114.776 eran trabajadores a tiempo completo. El salario medio anual ascendía a 24.600 euros, aunque oscilaba entre los 1.800 euros de Chipre y los 131.000 euros de Bélgica.

El peso y valor de los desembarcos en el Atlántico Norte -en el que España, Francia, el Reino Unido, Portugal e Irlanda son los países con más actividad- alcanzó los 1,4 millones de toneladas y los 2.480 millones de euros, respectivamente. Estos cuatro países fueron responsables del 85 % de las toneladas desembarcadas en los puertos y del 94 % del valor económico de las descargas.

El beneficio bruto de la flota comunitaria del Atlántico Norte fue de 620 millones de euros, pero la gran mayoría (518 millones) corresponde al obtenido por la pesquería de gran escala. Las embarcaciones de menor tamaño, por su parte, registraron una ganancia bruta de 103 millones.

Menos capacidad

Sin embargo, la capacidad del sector pesquero comunitario ha continuado durante los últimos años con su tendencia a la baja. En el 2018, la flota europea contaba con 81.644 embarcaciones y una capacidad bruta de 1,5 millones de toneladas, lo que supone unas reducciones del 1,32 % y del 2,46 %, respectivamente.

Estos datos forman parte de un estudio publicado por el Ejecutivo comunitario en el que hace un análisis de los progresos conseguidos con la política pesquera común (PPC). Para ello evalúa, entre otras cosas, el estado de los stocks, el equilibrio entre la capacidad de la flota y las oportunidades de pesca y la aplicación de la obligación de desembarco.

Además, Bruselas ha anunciado que mañana lanzará una consulta pública sobre las oportunidades de pesca en el 2020, iniciando así el proceso para establecer los totales admisibles de capturas (TAC) para la flota europea el próximo año.

Salud de los «stocks»

Con respecto al estado de las poblaciones, el informe celebra la tendencia general a la baja de la presión pesquera en el Atlántico Norte y aguas adyacentes. En concreto, el número de stocks con un TAC en línea con el rendimiento máximo sostenible (RMS) ha ascendido a 59. Además, se han doblado las poblaciones con unos niveles dentro de los límites biológicos, pasando de los 15 que había en el 2003 a las 29 del 2017. Los mayores incrementos en este ámbito se han registrado en aguas del golfo de Vizcaya y en aguas ibéricas, donde faena gran parte de la flota española. El volumen general de biomasa ha crecido un 36 % con respecto al 2003.

En cambio, la situación en el Mediterráneo sigue siendo preocupante a ojos de la Comisión Europea, puesto que 35 de los 40 stocks analizados estaban sobreexplotados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La flota pesquera europea ganó más que nunca, según Bruselas