El pulpo gallego bate récords en lonja al calor de la mayor demanda mundial

CSIC y Anfaco presentan un atlas con los patógenos que pueden dañar las pesquerías


Redacción / La Voz

La fiebre que le ha entrado al mundo por el pulpo ha contribuido a subir la temperatura del que se captura en Galicia. El precio medio de la especie en las lonjas gallegas batió récords el año pasado, permitiendo a los productores ingresar 18 millones de euros por su venta. Se comercializaron casi 2.000 toneladas. Y aunque el kilo más caro se pagó a 18 euros, la media del año fue de 9,73 euros, la mejor cotización de la serie histórica, que arranca en el 2001.

Son datos que ofreció este miércoles en Santiago la conselleira de Mar, Rosa Quintana, a escasos dos días de que comience la veda del pulpo en Galicia. Fue en el marco de la presentación del manual Patógenos y enfermedades en cefalópodos europeos, un atlas que han elaborado Anfaco-Cecopesca y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y que ofrece claves para reconocer y tratar problemas que presentan los cefalópodos en todo el mundo.

Creciente interés

Que se haya recogido en una publicación todo el conocimiento acerca del estrés, los patógenos y las enfermedades que afectan a las especies de esta familia -fruto de investigaciones hasta ahora dispersas y escritas en idiomas muy diferentes-, es un síntoma del cada vez mayor interés que están despertando el pulpo y afines a nivel mundial. El mismo Juan Vieites, secretario general de Anfaco, aludió en su discurso a que hasta los países del norte están venciendo su tradicional aversión e incorporando a su dieta el pulpo, pero también pota, calamar y sepias. Ha sido, dijo, gracias a que el desarrollo tecnológico ha permitido agregar valor añadido a estos productos y hacerlos apetecibles incluso para los paladares poco hechos a ventosas y tentáculos. Por eso disponer de un manual que recoja herramientas de diagnóstico para evaluar el estado de salud y el bienestar de los cefalópodos es un paso muy importante. El trabajo reúne investigaciones desde 1990, para lo que ha sido preciso contactar con hasta 40 especialistas de 12 naciones de tres continentes distintos, explicó Ángel Guerra, investigador del CSIC especialista en cefalópodos y editor del manual.

Guerra refirió que esta publicación se dirige a las industrias conserveras y pesqueras, pero también «puede ser útil» a los veterinarios y para los organismos autonómicos y estatales encargados de la gestión sanitaria de los organismos. De hecho, la propia conselleira de Mar resaltó la oportunidad de esta herramienta, que «colabora no aproveitamento integral e sustentable dos cefalópodos, apoia ao sector e derivará na creación de emprego e riqueza».

Ahora bien, aunque es un material excelente para cursos de doctorado, de cuidadores de acuarios, de control de calidad, de experimentación... -como destacan desde el CSIC-, tiene una parte menos técnica, mucho más al alcance de cualquier lector. «Tiene dos capítulos dedicados a las personas que abran un cefalópodo por primera vez, para que sepan dónde está cada órgano y cómo es en su versión sana», explicó el investigador.

Avances en acuicultura

Ni que decir tiene que ahora que se han dado pasos importantes en el cultivo del pulpo -tanto en el IEO como en el CSIC-, este manual sobre patógenos y enfermedades es más que oportuno, pues «en los cefalópodos, es muy importante saber el efecto de posibles patógenos que pueden estropear o, directamente, matar el cultivo», indica el especialista Guerra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El pulpo gallego bate récords en lonja al calor de la mayor demanda mundial