Presión a nivel europeo para evitar que la UE vete la pesca de marrajo

El futuro de la pesquería, valiosa para los palangreros gallegos, se definirá en mayo


Redacción / La Voz

Armadores de toda Europa han empezado a presionar a los Estados miembros para que no se les pase por la cabeza vetar la pesca del marrajo dientuso (Isurus oxyrinchus), una idea planteada inicialmente por México para acabar siendo defendida exclusivamente por los países de la UE a excepción de España. La decisión final sobre el futuro de la pesquería, valiosa para los palangreros gallegos de superficie, que capturan esta especie junto al pez espada, la quenlla y otros túnicos, se tomará en Colombo (Sri Lanka), entre el 23 de mayo y el 8 de junio, en la cumbre de la Convención sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES). Días antes, en concreto, el próximo 8 de mayo, la UE adoptará una postura común sobre este asunto en el Comité de Representantes Permanentes (Coreper).

La Confederación Española de Pesca lideró desde el primer momento el rechazo a la propuesta de México de incluir el marrajo como especie en peligro de extinción, una petición de la que finalmente se descolgó porque los informes del Panel Asesor de Expertos de la FAO no sostienen la conveniencia de tomar la medida. Pese a ello, los armadores españoles se quedaron con la mosca detrás de la oreja ante la posibilidad, cierta, de que la UE heredase la propuesta y la hiciese suya.

Ahora, la cruzada española ha encontrado eco en la patronal de pesca europea, Europêche, que ya ha pedido a los estados miembros que no secunden la idea inicial de México por carecer de sustrato científico. Y es que el informe elaborado por los expertos de la FAO es muy contundente en este sentido al asegurar que, «a nivel global, y teniendo en cuenta la baja productividad y las consideraciones precautorias, así como la relativamente buena precisión de las estimaciones del estado del stock aportadas por las evaluaciones, no hay evidencias de que la especie cumpla los criterios de inclusión en el Apéndice II de CITES». Este apéndice segundo es que el detalla el listado de especies en peligro de extinción.

 Una misión de alto nivel de la patronal europea mantuvo a lo largo de esta semana reuniones en Bruselas con responsables de pesca y medioambiente de países como Francia, Reino Unido, Portugal, Holanda, Polonia y España. A todos se les hicieron ver dos cuestiones clave. Por un lado, la falta de soporte de la idea lanzada a finales del año pasado por México. Por otro, la existencia de instrumentos que garantizan la sostenibilidad de esta pesquería. En concreto, aluden a las medidas aprobadas por las diferentes organizaciones regionales de ordenación pesquera de los diferentes océanos (ICCAT, IOTC, IATTC y WCPFP), así como por los gobiernos de los países implicados, para garantizar que la explotación comercial de estas especies no amenaza su supervivencia.

El presidente de Cepesca y de Europêche, Javier Garat, dejó claro en este sentido que las recomendaciones de la ICCAT en vigor desde el 2017 han permitido reducir las capturas de marrajo dientuso en el Atlántico Norte, además de elevar el número de observadores a bordo de los buques pesqueros y la recogida de datos con el objetivo de realizar evaluaciones científicas. Garat puso énfasis en recordar el despropósito que dio pie a este conflicto: «Los científicos de ICCAT -precisó- dan a entender, claramente, que la propuesta de México y sus copatrocinadores no está bien fundamentada científicamente».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Presión a nivel europeo para evitar que la UE vete la pesca de marrajo