¿Quién quiere ser «mejillonier»?

Calvo, Mexillón de Galicia y Opmega lanzan una curiosa iniciativa para dar prestigio al bivalvo con sello de origen


Vilagarcía / La Voz

Es un alimento sano y sabroso. Un bocado exquisito con un único pecado original: su precio. El mejillón es una joya al alcance de todo el mundo, y quizás por eso no acabe de ser reconocido como miembro de pleno derecho del selecto club del marisco gallego. Y eso que es el primer producto del mar amparado por una denominación de origen protegida. Precisamente para reivindicar la DOP y los valores que representa, para reclamar para el mejillón lo que es del mejillón, la empresa Calvo, con la colaboración de Mexillón de Galicia y de la organización de productores Opmega, ha decidido dar un giro al diccionario y se ha zambullido en las redes sociales para encontrar al primer mejillonier de Galicia. O lo que es lo mismo, el primer mejillonier del mundo.

«Buscamos a alguien que tenga conocimientos gastronómicos y un paladar refinado. Pero, sobre todo, buscamos a alguien capaz de diferenciar un mejillón Calvo de las rías gallegas con DOP de cualquier otro», reza el aviso que ya surca las aguas de Internet. Vamos, que un mejillonier es al mundo de las bateas, lo que un sumiller al mundo de los viñedos. Un catador, un experto capaz de descubrir matices que se le pueden escapar al común de los mortales. Con la creación de esta figura, explican desde la empresa que ha diseñado la campaña de márketing, «de lo que se trata es de poner a la denominación de origen Mexillón de Galicia al mismo nivel que otras denominaciones, de darle el prestigio que le corresponde».

Catador y embajador

El mejillonier, además de tener que demostrar la excelencia de sus papilas gustativas, está llamado a ser, también, un comunicador. A convertirse en una suerte de prescriptor que, a través de todo tipo de soportes y formatos, deberá dar a conocer al mundo las particularidades del mejillón con denominación de origen protegida. El mejillonier debe ser, a fin de cuentas, una especie de guía para profanos, un explorador de nuevas recetas y formas de consumir este bivalvo, un difusor de toda la tradición y la riqueza cultural que envuelve su cultivo en las recortadas rías gallegas, un embajador de los mejores ejemplares del mejor mejillón del mundo.

La búsqueda del primer mejillonier de la historia se prolongará durante los meses de abril y mayo. Después, los aspirantes que hayan formalizado su interés por este inédito puesto serán sometidos a una fase de selección de la que saldrá, finalmente, el nombre del primer experto reconocido en el noble arte de degustar un producto que ha convertido a Galicia en la potencia acuícola que es.

Apuesta por Mexillón de Galicia

Esta propuesta de Calvo es una muestra más del compromiso de esta empresa conservera con la denominación de origen Mexillón de Galicia, un sello de calidad por el que apuesta «al cien por cien». Calvo se suma, así, a la estrategia emprendida hace ya algún tiempo por el consello regulador, que lleva años consagrado sus campañas promocionales a realzar la calidad del producto que ampara, recordando el privilegio de disfrutar de un gran marisco a un buen precio. Más allá de la publicidad, Mexillón de Galicia ha puesto énfasis en dar a conocer su producto a los grandes cocineros de hoy y de mañana. Entre todos, colocarán al mejillón en el lugar que le corresponde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Quién quiere ser «mejillonier»?