El clima hizo posible que la costera de la xarda durase 8 días para A Coruña

La flota rechina los dientes al tener que abandonar una costera de precios históricos


Redacción / La Voz

Ni por asomo se esperaba la flota de bajura coruñesa que la costera de la xarda fuese a durar 8 días de trabajo efectivo. Pero ahora que se ha cerrado la pesquería para ellos, los pescadores rechinan los dientes por tener que abandonar un caladero plagado -porque esa es la palabra- de caballa precisamente en una campaña en la que la especie ha alcanzado unas cotizaciones nunca antes vistas. «Estabase pagando a 1,25, o prezo máis alto da historia», comenta Juan Alonso Cudilleiro, que ya tiene de vuelta en Mugardos su Novo Genoveva, con el que se desplazó a Avilés para participar en la costera.

La campaña para los barcos con base en la provincia de A Coruña finalizó a primeras horas del jueves. La Secretaría General de Pesca envió la resolución a las cofradías el mismo miércoles, después de que la federación alertase de que el cupo reservado para la pesca dirigida -285.047 kilos- estaba a punto de agotarse. Según los cálculos de los pósitos, faltaban unos 35.855 kilos a falta de contabilizar día y medio. Es decir, que la mitad de la cuota coruñesa dio para una costera de 10 días de calendario, 8 efectivos.

Galicia ha ingresado en mes y medio 5,6 millones de euros con la venta de caballa Parece casi un milagro que, teniendo alrededor de un 20 % menos cuota que el año pasado, y dedicando a pesca dirigida el 50 % en lugar del 85 % como en la anterior campaña, la temporada de capturas haya sido casi más prolongada que la del ejercicio pasado. La cuestión está en que «houbo varios días de mal tempo nos que nos se puido saír a pescar», explicó el armador coruñés Manuel Iglesias, del Cabo de Hornos.

Abundancia

A extender en el tiempo una temporada a la que auguraban dos días también contribuyó el hecho de que en las primeras jornadas de pesca «non se traballou ben», dice Juan Alonso. «Os primeiros días, custou», pero después enseguida se reunía el cupo. Tanto, que el cierre de la pesquería sorprendió al armador del Novo Genoveva en su casa de Mugardos. Ocurre que esta semana, él y su tripulación -otros tres hombres- reunieron en dos días de trabajo -el lunes y el martes- los 4.000 kilos de cupo que tenían para la semana -1.000 por tripulante con un tope semanal de 5.000 por barco-, por lo que regresó desde Avilés. Pensaba regresar el lunes, pero el cierre de la pesquería obligó a cambiar de planes. Así es que el Novo Genoveva regresó a Ferrolterra y el lunes zarpará con los miños a bordo en busca de acedías, lenguados, maragotas y otras especies que quieran enmallar.

Los barcos de bajura de A Coruña son los primeros que regresan de la costera. Continúan los de Lugo y los de Pontevedra, aparte de asturianos, cántabros y vascos.

Aunque el grueso de la flota está desplazada en puertos asturianos, en Galicia ya ha habido importantes desembarcos de xarda, según los datos de la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, entre el 1 de marzo y ayer se comercializaron en las lonjas casi 4.000 toneladas de xarda, por las que se ingresaron 5,6 millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El clima hizo posible que la costera de la xarda durase 8 días para A Coruña