Atyla, el barco que recorre Europa, incluye Galicia en su ruta

Se trata de un velero construido en 1984 que realiza viajes de aventura y desarrollo personal a bordo


redacción / la voz

Tranquilidad que no es el rey de los hunos, si no un velero clásico, que desde hace unos años recorre el mundo, con una tripulación de profesionales y neófitos a bordo que, además de recorrer mundo, ensayan gracias a la vela las conocidas como habilidades blandas, que ayudan a afrontar lo duro de la vida: trabajo en equipo, el pensamiento crítico, comunicación intercultural, habilidades sociales, liderazgo, resiliencia... Hay quien compara viajar en el Atyla con hacerse un Interrail. O con recorrer el Camino de Santiago. Solo que la experiencia es a bordo de un barco, no un tren, que recorre Europa y que este año, por primera vez, incluye en su ruta viajes por Galicia.

El Atyla no es nuevo por lares gallegos. Recaló en dos ocasiones en A Coruña, coincidiendo con las distintas regatas que atrajeron al puerto herculino a grandes veleros. Y es que el Atyla es uno de ellos: 31 metros de eslora, 7 de manga, 25 metros de obra muerta (parte del barco que sobresale del agua), velas que dan para cubrir 400 metros cuadrados... En ese escenario, 24 personas (ocho profesionales y 16 aventureros) realizan viajes oceánicos, una experiencia de la que pueden disfrutar 80 personas cuando se tratan de viajes costeros o eventos en puerto.

Este año, la Fundación Barco Atyla, la entidad sin ánimo de lucro que organiza estos viajes de aventura y desarrollo personal, prevé comenzar la temporada en Bilbao, donde el velero tiene su base, el 18 de abril. Navegará hasta Gijón para después adentrarse en aguas gallegas, con rutas planeadas de Gijón a Vigo; de Vigo a las Cíes; una travesía de 7 días por la ría de Arousa, con parada en Boiro y desembarco en Muros; y, por último, un recorrido desde Muros hasta la ría de Viveiro para 5 días después de haber zarpado regresar a Bilbao. Después ya vienen las rutas por Francia, Países Bajos, Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega.

Los recorridos del Atyla están abiertos a personas mayores de 15 años y de todas las nacionalidades, independientemente de que sepan navegar o no. «Van personas muy experimentadas entre la tripulación», señala Alfonso Garzón, jefe de operaciones y fundador de la Fundación Barco Atyla.

Coste

En cuanto al coste, las rutas que pasan por Galicia van entre los 590 y los 820 euros. Es precio de participante. Esto es, que participa en las tareas del barco. «Si lo que quiere es simplemente tomar el sol y conocer la experiencia sin tomar parte en las maniobras de vela o la limpieza, el precio es mayor», explica Garzón, que apunta que también cabe la posibilidad de pedir una beca, pues la fundación dedica todas las donaciones monetarias a un fondo para costear el viaje de quien realmente esté interesado y demuestre que, sin apoyo, no podría embarcarse.

Destaca el hecho de que el Atyla fue construido a mano en España entre 1979 y 1984 por un hombre que nunca había navegado antes. Su plan era dar la vuelta al mundo siguiendo la ruta de Magallanes-Elcano, para después convertirse en un barco escuela. Pero fallaron los planes y el Atyla se quedó en las Canarias realizando cruceros de un día. En el 2005 lo contrató Cantabria para representar a la región y en el 2014 emprendió el que Garzón califica de proyecto de innovación social.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Atyla, el barco que recorre Europa, incluye Galicia en su ruta