Galicia devuelve a Madrid un plan que recorta la pesca de sardina un 30 %

Pide que se levante la veda en mayo con un tope de 1.000 kilos semanales hasta junio


La Voz

El borrador de resolución que la Secretaría General de Pesca remitió esta semana al sector del cerco para regular la pesca de sardina este año fue devuelto este jueves a Madrid con un rotundo rechazo por parte del cerco, del xeito y de la propia Administración autonómica.

La postura fue unánime en el no a esas 10.300 toneladas de tope máximo de capturas. La Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga), mayoritaria en el sector, interpreta que las condiciones que recoge para gestionar la pesquería «ponen en riesgo extremo la viabilidad socioeconómica de muchos de nuestros buques», que podrían desaparecer.

Los profesionales deploran que se permita que desde Bruselas lleguen propuestas que ninguneen lo establecido en el plan pactado por España y Portugal, en el que se habla de una «cuota mínima» de 14.000 toneladas para una «pesqueira sostible». Y les indigna todavía más que, en lugar de reprochárselo a la Comisión, Pesca redacte un borrador acatando sin rechistar lo que sugieren desde Europa: que se pesque un 30 % menos de lo que estuvo autorizado para el año pasado. «Baixar das 14.000 toneladas é inasumible», apuntaron desde la Consellería do Mar.

Regla de explotación

Esas 10.300 toneladas están por debajo de las 14.000 de las que hablan España y Portugal, pero más lo están de las pretendidas 15.425 que reclamaron los pescadores de uno y otro lado de la raia para este año. La cifra no es caprichosa, sino que es la que se obtiene de aplicar la regla de explotación con la que los Gobiernos español y portugués convencieron a Bruselas de abrir la pesquería y tumbar la recomendación científica de vedar la sardina durante 15 años. Así, esas 15.425 toneladas resultan de aplicar un 10 % al total de la biomasa de ejemplares de más de un año de edad que, según las campañas científicas, hay disponible: 154.425 toneladas, de acuerdo con las estimaciones del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar).

Desde Acerga recuerdan que en el 2015, en plena crisis de la especie, se autorizaron 19.005 toneladas, por lo que no se sostiene que ahora, se reduzca la cifra hasta las 10.300.

Para las asociaciones, el colmo es ya pretender retrasar la apertura de la veda hasta junio. Así, en la reunión que este jueves mantuvieron el cerco y el xeito con la directora xeral de Pesca, Mercedes Rodríguez, acordaron solicitar la apertura de la campaña el 1 de mayo, aunque sea con una cuota de 1.000 kilos a la semana, para en el mes de junio pasar ya a un tope de 6.000 semanales por embarcación de cerco. Asimismo, decidieron reclamar que el 70 % del cupo se pueda consumir antes de septiembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia devuelve a Madrid un plan que recorta la pesca de sardina un 30 %