Dimiten los cabildos de 17 cofradías de Asturias por el reparto de la xarda

Pósitos gallegos apoyan la protesta que los asturianos han organizado para el sábado


Redacción / La Voz

Se han plantado. Después de que el sábado presentaran su dimisión 17 de los 18 patrones mayores de las 19 cofradías asturianas, ayer hicieron lo propio los vicepresidentes y demás cargos de la junta directiva de los 17 pósitos. Incluso ha renunciado el presidente de la Federación de Cofradías de Asturias y patrón mayor de Tazones, Juan Dimas, que, no obstante, seguirá en funciones hasta el sábado que viene para atender cuestiones burocráticas y, sobre todo, organizar la protesta que han convocado para el próximo sábado en Oviedo y para la que ya han recibido el apoyo de los gallegos. ¿El motivo? El reparto de la xarda entre comunidades autónomas, una distribución contra la que llevan cargando desde el mismo momento en el que se cerró: el año 2013. En esa asignación, que se hizo en función de la historicidad en la pesquería, Galicia y Asturias salieron perjudicadas frente a Cantabria y el País Vasco. Los asturianos reciben el 14,7 % del cupo de caballa que corresponde a España, algo menos que los gallegos, que se reparten un 17,4 % entre su flota de artes distintos de arrastre y cerco de las tres provincias. Los dos tercios restantes de la cuota quedan en manos de cántabros y vascos.

Pero por más que han denunciado la injusticia del reparto y pedido por activa y por pasiva, en las instituciones y ante la Justicia, que se modifique esa distribución lesiva para Asturias y Galicia, no han logrado mover ni una coma de la normativa. Y eso que, como recuerda Juan Dimas, en el 2016 el PSOE presentó en el Congreso una proposición no de ley para cambiar el reparto y se aprobó con los votos en contra del PP. «Admito que puede ser que no hayan tenido tiempo» para cambiarlo, dice Dimas. Lo que ya no puede dejar pasar, ni él ni el resto de sus homólogos dimisionarios, es que haya aplicado esos mismos criterios a la cuota de xarda que ha llegado a través de los intercambios con otros países.

Ese ha sido el detonante de la dimisión en masa de los cabildos asturianos. Esos 2.362.156 kilos de caballa que España recibió a mayores se repartieron de nuevo atendiendo a los criterios históricos, por lo que el País Vasco recibió el 42 %; Cantabria, casi el 27 % y Galicia y Asturias recibieron el 32 % restante. «Las toneladas que vinieron a mayores se cambiaron por bacaladilla y abadejo, que están repartidos de forma lineal, no entendemos por qué entonces lo que viene a cambio se reparte por históricos», argumenta Dimas. Así, si en el reparto inicial a cada pescador asturiano le correspondieron 2.280 kilos de xarda, con el segundo sumó 282.

Reunión con el Principado

«Estamos aburridos. Llevamos cinco años luchando contra el reparto y ya no sabemos qué más hacer, así que lo dejamos», expuso el presidente ahora en funciones de la federación de pósitos asturianos. El sector tiene previsto reunirse hoy con el director general de Pesca del Principado, Francisco González, y su equipo jurídico para ver qué medidas se van a tomar y cómo se va a sustituir a los dimisionarios.

González también les explicó que está programada para mañana martes una visita de la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, a Asturias y que podrían aprovechar para hablar con ella. Pero, «a estas alturas, solo sirve que traiga algo debajo del brazo, porque no queremos escuchar otra vez lo mismo de siempre», dice Dimas.

Mientras, continuarán organizando la protesta del próximo sábado en Oviedo. Una manifestación cargada de simbolismo contra el reparto de caballa en la que distribuirán verdel entre los ciudadanos: «Tres o cuatro xardas a cada persona».

Los pescadores de Pontevedra, los más perjudicados en la distribución

En Pontevedra no han salido con pancartas como ya lo han hecho en Gijón, pero suscriben los reproches que los asturianos hacen al reparto. Tienen incluso más motivos que ellos para patalear. De todas las provincias del norte, la pontevedresa es la flota que menos cuota recibe, un 4,769 % de lo que se puede capturar en el Cantábrico, cuando en sus puertos amarran más de 300 embarcaciones de artes distintas del arrastre y cerco. Ese porcentaje, que el año pasado se tradujo en 9.198.738 kilos, este supone 6.954.440. «Miseria por dous», subraya José Manuel Rosas, presidente de la Federación Provincial de Confrarías de Pontevedra y patrón mayor de Bueu. Hasta 4 reuniones han hecho en esa entidad para «valorar se compensaba ou non ir á costeira».

Así, Rosas, en nombre de los pósitos pontevedreses, reclama a la clase política el arrojo necesario para «modificar os criterios de reparto», que necesitan un mayor sesgo socioeconómico. «Nun país no que se está chamando á unidade nacional, non ten sentido un reparto por históricos. Ten as mesmas necesidades un pescador cántabro que un galego, que un vasco e que un asturiano», subraya Rosas, que reclama que algún dirigente político dé un paso al frente e imponga un reparto socioeconómico, por persona y barco.

Si el reparto de base ya supone un agravio, más lo es que lo conseguido con intercambios se vuelva a distribuir con los mismos criterios: «Favorecendo máis aos que xa teñen máis». Eso sí, para pagar la multa por sobrepesca, todos cuentan lo mismo y paga tanto un gallego como un cántabro, vasco o asturiano, hace ver Rosas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Dimiten los cabildos de 17 cofradías de Asturias por el reparto de la xarda