El Ártico, a salvo de la pesca comercial por 16 años

La UE decide formar parte del acuerdo internacional pionero para salvaguardar ese océano antes helado


redacción / la voz

El Consejo de la UE acordó el pasado lunes sumarse al acuerdo internacional que en octubre del 2108 firmaron los cinco Estados que bañan el océano Ártico para impedir la pesca no reglamentada en esa zona. A los cinco directamente implicados, que son Canadá, Dinamarca -en representación de Groenlandia y las islas Feroe- Noruega, Rusia y Estados Unidos, se sumaron China, la UE, Islandia, Japón y Corea del Sur. El pacto tiene por objetivo impedir la pesca no reglamentada en la zona de alta mar del océano Ártico central mediante la aplicación de medidas preventivas de conservación y ordenación dentro de una estrategia a largo plazo para salvaguardar unos ecosistemas marinos y garantizar la conservación y la utilización sostenible de las poblaciones de peces.

Es la primera vez que un acuerdo internacional de conservación y ordenación protege la zona de alta mar del Ártico.

hielo

Que ese acuerdo llegue ahora no es extraño si se tiene en cuenta que, hasta no hace mucho tiempo, era impensable que se pudiese pescar en la zona de alta mar de ese océano. Gruesas capas de hielo impedían cualquier intento de faenar en esas aguas. Pero de un tiempo a esta parte el calentamiento del planeta ha reducido de forma considerable la capta de hielo del océano Ártico central. Y aunque es poco probable que la pesca comercial «llegue a ser viable en esa parte del globo», los ecosistemas de esas latitudes estarán «cada vez más expuestos a las actividades humanas y, posiblemente a la pesca ilegal», de ahí la idea de anticiparse.

Así, las diez partes afectadas por este acuerdo pactaron prohibir la pesca comercial en la zona de alta mar del Ártico central por un período inicial de 16 años. Esa moratoria en la actividad extractiva se prorrogará automáticamente cada cinco años, al menos hasta que los científicos confirmen que se puede faenar de forma sostenible y hasta que las partes acuerden mecanismos para garantizar la sostenibilidad de las poblaciones de peces.

«Me enorgullece anunciar que pronto la UE será parte en este acuerdo histórico que, por primera vez, protege el océano Ártico y su frágil ecosistema», expuso Petre Daea, ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Rumanía, el país que ocupa este semestre la Presidencia del Consejo. «Se trata de un avance fundamental para lograr una mayor sostenibilidad y mejorar la gobernanza de los océanos», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Ártico, a salvo de la pesca comercial por 16 años