El ISM buscará con las cofradías fórmulas para bajar las cuotas sociales

Se reunirá el martes en Madrid con las federaciones nacional, gallega y provinciales


La Voz

Corregir el real decreto ley que en diciembre pasado se publicó para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo es ya impensable, como ya avanzaron a principios de esta semana cargos del Instituto Social de la Marina (ISM) a patrones mayores de Arousa. Pero todavía hay margen para suavizar los efectos que ha tenido en algunos colectivos que cotizan al régimen especial del mar, como mariscadoras, armadores por cuenta propia de barcos menores de 10 TRB y empresarios y tripulantes de buques de más de ese tonelaje. Así lo aseguraron fuentes de la Seguridad Social a este periódico, que detallaron que, con los representantes de los afectados, se van a «buscar soluciones que permitan modificar las cotizaciones sociales a la baja».

Las fuentes citadas apuntan que el acuerdo de incrementar las cotizaciones sociales contó con el visto bueno de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y las centrales sindicales, que aceptaron el aumento de las cuotas de autónomos y de la protección social que ese alza lleva aparejado. Pero en el caso de colectivos como el de las mariscadoras, con coeficientes reductores de la edad de jubilación, quizá esa medida «sea inadecuada», admitieron ayer desde la Seguridad Social. Eso es lo que se analizará en una mesa a la que se sentarán los responsables del ISM y los representantes del sector en Madrid la semana que viene. Desde el organismo que dirige Luis Casqueiro señalaron que el encuentro está fijado para el martes que viene en la madrileña calle Génova, donde está la sede del ISM. Por el sector asistirán el presidente de la Federación Nacional de Cofradías de España, Basilio Otero, que también se sentará como representante de las cofradías lucenses, y sus homólogos de Galicia, A Coruña y Pontevedra, José Manuel Pérez, Daniel Formoso y José Rosas.

Análisis

El objetivo es «estudiar la situación actual, el resultado de la aplicación de la modificación de los tipos y la conveniencia de establecer una cotización adecuada», explicaron las fuentes de la Seguridad Social. Entre todos buscarán un sistema para, sin incumplir el decreto ley, poder rebajar esas cuotas.

Y es que admiten que, en casos como el de las mariscadoras, por ejemplo, el recibo «ha ascendido más de lo esperado», a pesar de que con esa subida también se ha incrementado la protección social y se ha mejorado la cobertura en conceptos como el cese de actividad, «que se ha multiplicado por dos». Aunque la base de cotización sigue siendo modesta -y de hecho el colectivo pedía un aumento del 10 % por las repercusiones futuras que eso tendrá en la pensión de jubilación- el incremento de los tipos de cotización en un 7,15 % hace que, «al final, para algunos afiliados, sea demasiado elevado», reconocen.

Las cuotas sociales han subido más de un 20 % para mariscadoras, armadores de artes menores por cuenta propia y armadores y tripulantes de barcos de más de 10 TRB. Así, el recibo de enero llegó con 46 euros de diferencia con el de diciembre para las recolectoras de marisco; con 61 euros más en el caso de los empresarios. Eso resulta de que el tipo por contingencias comunes es ahora del 26,74 %, frente al 26,50 % de antes, y aunque baja la incapacidad transitoria del 2,80 al 1,56 % y el cese de actividad del 2,2 al 0,7 %, así como la formación profesional del 0,7 al 0,1, sube con fuerza lo que se aplica a la incapacidad permanente, muerte y supervivencia (IMS) -del 1,70 al 3,70 %- y las de incapacidad temporal por accidente de trabajo -del 1,65 al 3,65 %-. En definitiva, que una mariscadora de pagar en diciembre 194,26 euros ha pasado a desembolsar 240,05.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El ISM buscará con las cofradías fórmulas para bajar las cuotas sociales