Cerqueros españoles y lusos se alían para arañar más toneladas de sardina

Piden un aumento del 5,6 % por la mejoría del «stock» y su peso social y económico


La Voz

La recomendación de los científicos del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar) sigue siendo la de cero capturas de sardina para este año. Las mismas que habían propuesto para el 2018 y para el 2017. Si entonces esa veda se pudo sortear gracias al plan de gestión presentado conjuntamente por España y Portugal, en este ejercicio no tendría por qué ser de otra manera. De hecho, en la Administración gallega dan por sentado que habrá campaña. En el sector también. Solo que por lo que les ha llegado, tienen la impresión de que las toneladas que podrán pescar serán muy similares a las del año pasado. Y creen se pueden pescar más sin que se resienta el stock y, de paso, se dé un poco de respiro a la flota.  

Es algo en lo que coinciden las asociaciones del cerco del uno y otro lado de la raia, que se han aliado para presionar y convencer a las instituciones de que aumente un 5,6 % las toneladas de sardina que podrán pescar este año. Así, en una reunión que mantuvieron las organizaciones decidieron apoyar la petición de establecer un cupo de 15.425 toneladas, frente a las 14.600 del año pasado. No se trata de una cifra caprichosa, sino que es la que corresponde si se aplica una mortalidad de precaución del 10 % a la biomasa que estimó el ICES en su evaluación de primavera.

Reparto de tareas

Del argumentario de esa estrategia conjunta se han encargado los lusos, que justifican su petición en las evidencias de que ha mejorado el stock y en el enorme peso socioeconómico que tiene la explotación de ese recurso. A los gallegos les corresponde el trabajo de reunir en una misma mesa a todo el sector pesquero afectado, del País Vasco al golfo de Cádiz, con los responsables de Pesca de España y Portugal. A los primeros ya les ha llegado la comunicación. Y ya han contestado explicando que ya están trabajando con los lusos y Bruselas en el plan para el 2019, que cerrarán en cuanto dispongan de los últimos estudios científicos, «que se emitirán en pocas semanas». Después se sentarán con el sector.

Andrés García, representante de Acerga (Asociación de Armadores de Cerco de Galicia), señala que «aínda hai tempo», pues la temporada no se abrirá hasta abril. Lo importante es mejorar las perspectivas de pesca lo más que se pueda. Y según el informe de los portugueses se puede más. Se puede hasta esas 15.425 toneladas que sugieren y que, según la clave de reparto pactada, tocarían 10.258 toneladas (66,5%) a Portugal y 5.167 (33,5 %) a España.

Se puede, justifican, porque la biomasa de sardina ha aumentado un 55 % respecto al mínimo histórico que se tocó en el 2015. Y porque en la campaña científica de primavera constató «que en un año la biomasa de sardina de más de doce meses aumentó un 70 %». Y porque en la última expedición, en noviembre pasado (Iberas1118) detectó una mejora del 15 % en el reclutamiento. Y si bien es cierto que el reclutamiento en el 2017 fue el menor de la historia, también las capturas están en similares marcas y que el 2018 fue el ejercicio con más medidas restrictivas: nunca antes se pescó durante tan pocos días, ni tan pocas toneladas.

Así que la propuesta de 15.425 toneladas no es un disparate. Está dentro de lo previsto en la regla de explotación que se aplica y contribuirá a no evitar la desaparición de la flota, pues a este paso «cando a sardiña se recupere, non haberá barcos para pescala», apunta García.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Cerqueros españoles y lusos se alían para arañar más toneladas de sardina