La flota atunera se implicará contra la esclavitud a bordo

Es la primera que integra en su actividad los diez principios básicos de Naciones Unidas


redacción / la voz

El Pacto Mundial de las Naciones Unidas, esa iniciativa de responsabilidad social empresarial más importante del mundo a la que se han suscrito más de 13.000 participantes de 170 países, cuenta desde ahora con un voluntario más: los barcos atuneros españoles agrupados en la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac). Es la primera flota de España -47 buques de nueve armadoras- que decide integrar en su actividad los diez principios básicos que ese pacto incluye en materia de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y anticorrupción.

Ese compromiso adquirido llevará a los buques de Opagac a desarrollar una intensa actividad para promover y empujar la lucha contra la pesca ilegal «no solo para defender un uso sostenible de los océanos y recursos, sino también contra la flagrante violación de los derechos humanos -esclavitud a bordo, tráfico de personas o explotación laboral infantil- principalmente por parte de las flotas asiáticas», explica la organización en un comunicado.

Suscribir el pacto mundial no es el único lazo que la flota atunera mantiene con la ONU. Ya desde el 2016 levantó la mano para contribuir a alcanzar en el 2030 los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) que marcó Naciones Unidas, con especial énfasis -dadas las peculiaridades de su actividad- en los que hacen referencia a crecimiento y trabajo decente (8), producción y consumo responsable (12), uso sostenible de los océanos y sus recursos (14), lucha contra la corrupción y el soborno (16) y búsqueda de alianzas para alcanzar los otros 16 objetivos (17).

Responsables como son del 8 % de las capturas mundiales de atún tropical, garantizan con su norma Atún de Pesca Responsable (APR) tanto la parte que les toca de trabajo decente y crecimiento económico y producción y consumo responsable -dado que ese sello certifica que la captura es respetuosa con el medio ambiente- como que ofrecen condiciones sociolaborales por encima de los mínimos que marca la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que lo hacen en barcos que cumplen con creces los estándares de seguridad marítima que imponen las normas internacionales.

Con el proyecto de mejora de pesquería (FIP) que mantienen desde el 2016 promueven la gestión sostenible de los stocks de atún tropical que explotan en los tres océanos donde esos barcos operan. Reforzada, además, por el código de buenas prácticas que los ha llevado a incorporar observadores a bordo en todos sus buques, a usar objetos (FAD) no enmallantes y biodegradables, e instalar la caja azul tengan o no bandera española -estos están obligados- y comunicar las capturas que realizan.

De los progresos de sus 47 barcos, las nueve casas armadoras darán cuenta cada dos años en el sitio web específico del Pacto Mundial de la ONU.

Barcos de Opagac, los primeros de España en sumarse al Pacto Mundial de Naciones Unidas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La flota atunera se implicará contra la esclavitud a bordo