Noruega alega problemas burocráticos para negar la pensión a los gallegos

El juicio de los exmarineros quedó visto para sentencia


Redacción / La Voz

El juicio en el que se debe dilucidar si los marineros españoles que trabajaron en buques mercantes noruegos antes de 1994 tienen derecho a reclamar una pensión que se les denegó por no tener allí fijada su residencia quedó ayer visto para sentencia. Y aunque viajaron a Oslo poco confiados en una resolución positiva a su caso, ayer mantenían una ligera esperanza después de que, a su entender, Noruega no fuese capaz de proporcionar argumento de peso para justificar esa diferencia de trato que quedó plasmada en la sentencia de primera instancia que ahora revisaba un tribunal -3 personas- de Apelaciones. Según explicó el profesor Xosé Manuel Carril, que asesora a los miembros del colectivo de afectados Long Hope, Noruega aludió a su margen de maniobra para proteger a sus nacionales, a la política específica de bienestar social en el Estado noruego, al uso razonable de sus recursos económicos y a los problemas burocráticos y de aplicación que tendría la gestión de esas prestaciones por tener que incluir a los españoles en su sistema de prestación social. Una cuestión que, según los afectados, no fue óbice para pagar impuestos en Noruega, aunque se vieron privados de la protección social nórdica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Noruega alega problemas burocráticos para negar la pensión a los gallegos