Piden cárcel a un falso intermediario de pescado para Mercamadrid

Habría realizado ventas falsas por 8.888 euros y solo devolvió una parte


Vigo / La Voz

La Fiscalía de Vigo pide tres años de cárcel para un falso intermediario acusado de estafar a empresas de venta de pescado a las que prometía colocarles su producto en Mercamadrid, pues aseguraba que tenía allí muchos contactos. En total, habría realizado ventas falsas por 8.888 euros, y solo devolvió una parte.

Supuestamente, vendía en Madrid el pescado que le enviaban desde Vigo, pero no reintegraba el dinero y se lo quedaba. Aprovechaba que el acuerdo con los comerciantes vigueses dejaba un margen de 15 días de plazo para hacer el pago. Durante esas dos semanas daba los palos y luego se esfumaba. Ya es reincidente, pues fue condenado por la Audiencia de Barcelona en el 2009.

El juicio iba a celebrarse ayer en el Juzgado de lo Penal número 3 de Vigo, pero se suspendió. Los hechos se remontan al verano del 2015. Según la Fiscalía, a finales de julio, el implicado P. M. H. contactó con una empresa mayorista que vendía pescado desde el puerto de Vigo. El supuesto estafador se entrevistó con los encargados y les dijo que era un administrador de una empresa que tenía una nave con cámara frigorífica en Mercamadrid, en Madrid, donde manejaba muchos contactos para colocar la mercancía.

El fiscal indica que el falso intermediario quería dar la impresión de tener una gran profesionalidad, pero ni su empresa existía ni él se dedicaba a la compraventa de pescado. Tampoco había ninguna nave ni contactos en el mercado madrileño.

El plan era dar apariencia de solvencia y seriedad y convencer al empresario vigués para que le vendiese la mercancía que él le pidiese y él ya se encargaría de enviarla directamente a los compradores de Madrid. A cambio, se avenía a pagar el precio justo, pero en un plazo de 15 días. Para la Fiscalía, el truco estaba en recibir las entregas, venderlas a precio de saldo y no devolver nada.

Las primeras ventas se realizaron entre el 31 de agosto y el 10 de septiembre. La firma de Vigo envió una remesa valorada en 8.888 euros con el transporte a cargo del acusado. Iban dirigidas a cuatro comercializadoras de Mercamadrid con las que el implicado pactó un precio de ganga.

A una firma madrileña le vendió productos valorados en 4.390 euros por un importe tres veces inferior. A otra le colocó pescado tasado en 2.307 euros y el acusado logró el mismo precio, que se quedó para él. A una firma mariscadora le vendió por 1.277 euros una partida cuyo valor real era de 1.538 euros. Y a la cuarta, le colocó pescado de 651 euros al mismo precio. Algunas firmas madrileñas descubrieron el engaño y le pagaron al perjudicado vigués.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Piden cárcel a un falso intermediario de pescado para Mercamadrid