Investigan a dos pósitos por vender 130 toneladas de bivalvo sin pasar por lonja

El Seprona analiza la implicación de 20 personas de las cofradías de San Telmo y Lourizán


Pontevedra / La Voz

Dos cofradías de la ría de Pontevedra, concretamente las de San Telmo y Lourizán, están bajo sospecha por presuntas irregularidades en el control de la extracción de moluscos de sus bancos marisqueros. Por lo pronto, la Guardia Civil confirmó ayer que se investiga a una veintena de personas de ambos pósitos como fruto de dos años de investigaciones por parte de los agentes del Seprona de Pontevedra.

Y es que fue en el 2016 cuando el instituto armado tuvo constancia de una serie de quejas en el sector aludiendo a unas supuestas irregularidades en los puntos de control «a la hora de extender los vales justificativos de las capturas que efectuaban los mariscadores de a pie», precisaron desde la Comandancia. Comenzó entonces una ardua labor en la que los investigadores tuvieron que fiscalizar la actividad de marisqueo a pie desarrollada en el seno de ambos pósitos.

La conclusión a la que llegaron los investigadores es que «no coincidían las cantidades de almeja y berberecho que se vendían en la lonja con las que figuraban en los vales de las capturas expedidos a los mariscadores en los puntos de control». Esto es, una vez realizadas las correspondientes inspecciones documentales, el Seprona concluyó que, a lo largo de cinco años -período comprendido entre el 2012 y el 2017-, se produjo «un importante desfase entre la cantidad de toneladas de almeja y berberecho que se había vendido en la lonja, que resultó ser notablemente superior a la cantidad que figura en la suma de los vales contabilizados durante el mismo período de tiempo».

Puntos de control

Los cálculos del Seprona aluden a miles de kilos de moluscos, presumiblemente, comercializados sin control alguno por los sospechosos. Así, las estimaciones de los guardias civiles inciden en que, en apenas ese lustro, se vendieron por lonja «algo más de 130 toneladas de bivalvos que fueron extraídos de los bancos marisqueros de estas dos cofradías sin haber sido registradas en los preceptivos vales de los puntos de control», añadieron fuentes oficiales. Los investigadores hallaron divergencias entre las ventas y los vales de las capturas

En todo caso, el instituto armado alude a que no todos los investigados tienen el mismo grado de implicación. De hecho, la investigación considera responsables de estas presuntas prácticas irregulares a 15 de los investigados, los cuales «ejercían su actividad en los puntos de control», por lo que se les investiga penalmente por la presunta comisión de los delitos de falsedad documental, administración desleal y estafa. Los mismos cargos recaen sobre otras dos personas «con funciones de responsabilidad en la lonja», mientras que tres mariscadores «fueron también notificados de su condición de investigados al comprobarse que habían cobrado, a sabiendas, las facturas de los vales fraudulentos que les habían expedido, pese a que no habían mariscado».

Desde el instituto armado pontevedrés añadieron que las diligencias instruidas fueron ya remitidas a la Fiscalía de la Audiencia Provincial para su tramitación. Se espera que los investigados tengan que comparecer en breve en sede judicial.

«Siempre se vendieron esas mermas que sobraban a mayores»

 

L. Penide

Mientras la patrona mayor de Lourizán aseguró desconocer la existencia de esta investigación, su homólogo en San Telmo, César Rodríguez, confirmó que «ya lleva cerca de dos años».

-¿Cómo la valoran?

-De momento no podemos hacer muchas declaraciones, porque no sabemos muy bien cómo esta el tema judicialmente. Tenemos que hablar con el abogado.

-¿Comparten las conclusiones de la Guardia Civil?

-¿Qué se vende molusco de forma irregular? No. De toda la vida siempre se vendieron esas mermas que sobraban a mayores, pero como en prácticamente todas las cofradías o las lonjas. Siempre se vende algo de más para gastos. Lo que pasa es que como esto no está muy bien regulado y no se sabe si es legal o no es legal... Y como aún por encima había problemas con las de la agrupación, algunos mariscadores fueron a denunciar y se abrió la investigación. Empezó en el 2015 o el 2016.

-Y abarca los últimos cinco años.

-Empezaron hace dos años, pero la investigación se centra en los últimos cinco años. Lo que pasa es que no podemos hablar mucho porque no sabemos cómo va a ir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Investigan a dos pósitos por vender 130 toneladas de bivalvo sin pasar por lonja