La tensión aumenta entre furtivos y pósito de Cabo de Cruz al amenazar uno al patrón mayor con un palo

José Manuel Pérez denuncia que entre lo recuperado había marisco de 0,6 milímetros


Ribeira / La Voz

Amenazas y altercados están a la orden del día en la lucha que los guardas rurales de la cofradía de Cabo de Cruz libran cada jornada con los furtivos. Los últimos no conceden ni un respiro, pero los vigilantes no bajan la guardia. El último incidente tuvo lugar la tarde del lunes, esta vez con el patrón mayor, José Manuel Pérez, como protagonista. Una persona que había extraído marisco ilegalmente en una playa administrada por el pósito amenazó al dirigente con un palo cuando este cogió una bolsa con bivalvo que los guardas rurales habían logrado decomisar.

El patrón mayor explicó que eran un par de furtivos que se mostraron agresivos: «Chamáronme os gardas rurais para que lles botase unha man a levar un marisco que requisaran. Non dou maior transcendencia ás ameazas, de feito non puxen denuncia. O verdadeiramente importante é o traballo dos vixiantes, que están todo o día pelexando e que conseguen recuperar bastante bivalvo»

Gran cantidad de cría

Por lo que sí mostró su preocupación José Manuel Pérez es por la gran cantidad de cría que los furtivos están sacando del mar: «No que recuperamos había marisco de 0,6 e 0,7 milímetros».

En total fueron algo más de 50 los kilogramos que pudieron ser resembrados. Sin embargo, el patrón mayor asegura que se trata de una lucha sin cuartel y que del mar sale mucha semilla con destino a viveros: «Eses 50 quilos, dentro de tres meses son máis de mil. É un dano irreparable para os bancos e para o sector».

Durante las jornadas posteriores a la conclusión de las fiestas de Navidad, la cofradía detectó un descenso de la actividad de los furtivos, que había sido especialmente alta durante las celebraciones.

Sin embargo, José Manuel Pérez comentó que, desde el fin de semana pasado, vuelve a registrarse un elevado movimiento por parte de los furtivos en las concesiones de la cofradía de Cabo de Cruz. Recientemente, patrones mayores de la zona norte de la Ría de Arousa se unieron para reclamar apoyo a la Consellería do Mar en la lucha contra quienes sacan el producto del mar de forma ilegal.

Cabo de Cruz es una de las zonas más afectadas, pero también existe un elevado nivel de extracción ilícita en las concesiones que administra la cofradía de Rianxo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La tensión aumenta entre furtivos y pósito de Cabo de Cruz al amenazar uno al patrón mayor con un palo