El Reino Unido prepara a su flota para un «brexit» duro en el que tendría que salir de aguas comunitarias

Galicia encarga un nuevo informe sobre las consecuencias del divorcio


redacción / la voz, efe

Los pescadores británicos perderán el acceso automático a las aguas y puertos de la UE del que disfrutan ahora, si el Reino Unido abandona el bloque común sin ningún acuerdo, según las directrices publicadas por el Gobierno de la conservadora Theresa May.

Dentro de sus planes para preparar una posible salida no negociada, el Ejecutivo ha dado a conocer, en su página web, una serie de instrucciones que pueden servir de guía a los pescadores tras dejar la política pesquera común (PPC). Esta, que regula las cuotas de pesca de todos los socios comunitarios, es muy impopular entre la industria pesquera británica, que apoyó en gran medida el brexit ante la promesa de que permitiría al país implementar sus propias reglas.

A este respecto, el Gobierno señaló que los titulares de licencias de pesca en el Reino Unido serán informados, previsiblemente en marzo -el divorcio está previsto para el 29 de ese mes- sobre de «cuál será su asignación». Los barcos británicos que deseen acceder a aguas comunitarias deberán informar a las autoridades y proporcionar un registro detallado de sus capturas así como información sobre la embarcación.

Expulsión de la flota de la UE

Los barcos provenientes de la UE tampoco tendrán acceso automático a las aguas del Reino Unido. Otra de las consecuencias que se producirían con una retirada no pactada sería la imposición de aranceles al comercio. «La mayoría de lo que el Reino Unido captura es exportado, el 70 % hacia la Unión Europea, por lo que en el escenario de un brexit sin acuerdo se implementarían aranceles a la exportación», apunta Christopher Huggins, profesor de Política en la Universidad de Suffolk.

Como resultado, según este experto que ha elaborado varios informes sobre el impacto del brexit, existe un alto riesgo de que dichos aranceles y los retrasos que se puedan producir por los controles aduaneros hagan demasiado complicado exportar producto fresco a la UE.

Galicia encarga un nuevo informe sobre la situación tras la ruptura

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, anunció ayer, en el Consello Galego de Pesca, que va a encargar a la Universidade da Coruña un nuevo informe sobre el brexit que comenzará una vez se clarifique «cal é a situación do proceso no Reino Unido». Estas acciones forman parte de la hoja de ruta trazada por Galicia para minimizar el impacto de la ruptura sobre la pesca gallega. Quintana destacó que el acuerdo de salida recoge un apartado exclusivo para la actividad extractiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Reino Unido prepara a su flota para un «brexit» duro en el que tendría que salir de aguas comunitarias