Arranca la veda de la nécora tras una campaña pobre en capturas

Los profesionales no encuentran explicación al descenso, pues este año «non foi de polbo nin de crustáceo»

e. a. a. g.
redacción / la voz

En la lonja de Vilanova se suele subastar los viernes las capturas de nécora de toda la semana. Las de los vilanoveses, pero también de otras cofradías tanto del norte como del sur de la ría de Arousa, dado que es una de las plazas en las que mejor precio medio obtiene el crustáceo. Y el último día de campaña, antes de que este marisco se repliegue por seis meses del mercado (legal), suele haber, tradicionalmente, mucho producto para rular. Ayer, sin embargo, en vísperas del inicio de la veda, apenas se pusieron a subasta 50 kilos y la puja acabó casi antes de empezar, explican desde la cofradía vilanovesa.

Sirve lo ocurrido en esta lonja arousana para ilustrar lo que ha sido la última temporada de la nécora: de pocas capturas y buen precio. Pero la cotización que obtuvo el crustáceo no fue suficiente para compensar la caída de los desembarcos, aseguran los productores.

Sin explicación

Las estadísticas dan fe de ese descenso en las capturas. Un retroceso al que los pescadores no encuentran explicación, puesto que ha sido un año atípico. Tanto, que hasta se ha incumplido la teoría de que la relación inversa entre pulpo y nécora. La experiencia dice que el año rico en desembarcos de cefalópodo es pobre en los de crustáceo. Y viceversa. Pero el que finaliza con la llegada de los Reyes Magos ha sido «nin de polbo, nin de nécora», apuntan en las cofradías arousanas. «Foi de camarón», eso sí, del que hubo en cantidad, calidad y precio. Pero ese es otro crustáceo al que no se le vincula ni al pulpo ni a la nécora. Y esta, con respecto al año anterior, cayó un 27,4 % en volumen subastado. La facturación también descendió casi un 14 %, a pesar de que el precio medio subió casi tres euros. (+2,83).

En esos cálculos quedan fuera los últimos días de la campaña, una vez pasadas ya las fiestas, en las que la cotización ya bajó. Los 314 kilos que se vendieron después de Nochevieja se pagaron a una media de 14,50 euros, ya lejos de los 26,58 euros de la semana anterior, o los 33,80 de los siete días previos a Navidad.

Hasta el 1 de julio

La campaña de la nécora, que arrancó en julio y termina hoy, se cerró con 10.860 toneladas subastadas en las lonjas, que generaron un negocio cercano a los dos millones de euros. El crustáceo no se podrá capturar en aguas gallegas hasta el próximo 1 de julio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Arranca la veda de la nécora tras una campaña pobre en capturas