La importación de pescado del Reino Unido desde Galicia cae un 15 % en pleno «brexit»

Comercio cree que el adiós británico abre la puerta a que los puertos gallegos capten tráficos de Santander y Bilbao


redacción / la voz

Las empresas gallegas han incrementado notablemente sus exportaciones al Reino Unido durante el último ejercicio, según los datos provisionales de Comercio Exterior. Pese a la negociación para la salida británica de la UE, y las dudas abiertas sobre cómo se articularán las relaciones comerciales con la isla, las ventas hacia ese punto desde Galicia han crecido a un ritmo del 17 % en los diez primeros meses del 2018 -últimos datos disponibles-, cifra que contrasta con el batacazo (caída del 9%) que se produjo en el 2017, justo el año después del referendo británico.

A la vez, y con algo más de intensidad, han crecido también las compras efectuadas desde Galicia hacia el Reino Unido; las importaciones han crecido un 22 %, hasta sumar 265 millones de euros; el saldo el claramente positivo para los intereses de Galicia, porque las ventas rozan los 1.400 millones.

Pero hay dos datos curiosos en esa estadística: lo que aporta el sector marítimo. La importación de pescados, crustáceos y moluscos ha caído hasta un 15 %, aunque aporta prácticamente una quinta parte de todas las compras (50 millones). Y al contrario, aumentan hasta un 30 % en dirección contraria, es decir, de los puertos gallegos a los británicos. Eso sí, el volumen de negocio de estos últimos -los exportadores- sigue siendo bajo: apenas 15 millones.

Sucede, en cambio, que un sector fuerte como el de la conserva de pescado -que aparece sumada al epígrafe de conserva de carne- ha retrocedido también, y la comercialización ha caído hasta un 36 %, para quedarse en 24,1 millones.

Los efectos del «brexit»

Todos estos datos llegan mientras siguen las incógnitas sobre los efectos que tendrá la salida del Reino Unido, desde el movimiento de personas hasta el de mercancías. Y ahí los puertos gallegos afrontan una «oportunidad de oro» de atraer tráficos de los dos principales puertos españoles con líneas con el Reino Unido, Santander y Bilbao, ante el «colapso» que pueden padecer debido al incremento de mercancías y controles aduaneros derivados del brexit. «Hemos detectado que, probablemente, los puertos de Bilbao y Santander tengan más tráfico de mercancías, con mayores inspecciones, y para aliviar la carga es probable que determinadas rutas se desvíen a puertos gallegos por cercanía como vías de escape», apunta a Europa Press el director territorial de Comercio en Galicia. Sergio Prieto llama a aprovechar esa «oportunidad» que abre el brexit, «tanto para las empresas si se ponen las pilas como para incrementar los tráficos portuarios» en Galicia, «sobre todo» en Ferrol y A Coruña, pero también en Marín y Vigo. «Pueden ver esta oportunidad y decir: “Vamos a intentar negociar líneas comerciales con Reino Unido y hacernos valer para que entren por aquí”», opina.

Y es que para «evitar que la mercancía esté un día en puerto para ser inspeccionado se pueden desviar rutas al puerto de Gijón o los puertos de A Coruña, Ferrol y Vigo, un poco por tendencia natural».

«Donde más problemas entendemos que va a haber es en la entrada y salida de Reino Unido, porque en la UE hay muchos puntos de salidas, si por un lado está más atascado en inspección aduanera se puede salir por otro sitio», reflexiona. «El objetivo es posicionarse y decir, ojo, si ves que vas a tener problemas, mételo por nuestros puertos porque va a ser más ágil, que no tenemos tanto colapso, y luego se saca a Madrid, León o a donde sea», explica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La importación de pescado del Reino Unido desde Galicia cae un 15 % en pleno «brexit»