Jugándose la vida entre olas de 4 metros

Una treintena de percebeiros fueron a trabajar «ás carreiras» para lograr un puñado de crustáceos

;
Jugándose la vida entre olas de cuatro metros La campaña navideña del percebe en O Roncudo empezó con una treintena de percebeiros que fueron a trabajar «ás carreiras» para lograr un puñado de crustáceos.

Carballo, Cee / La Voz

«Hai 24 nós de vento e ondas de catro metros na costa. Foi moi complicado traballar e andabamos todos ás carreiras». Roberto Vidal Pombo, patrón mayor de la cofradía de Corme (Ponteceso, 5.613 habitantes), estaba este lunes muy preocupado por la campaña navideña del percebe, que acaba de arrancar.

La agrupación había decidido abrir su rincón más valioso, O Roncudo, que permanecía cerrado desde julio. El cabildo había fijado 6 kilos de crustáceo por mariscador y día. Pero ninguno de los treinta percebeiros, que se jugaron literalmente la vida entre olas de cuatro metros, logró su preciado botín: «Meu irmán e mais eu sumamos 3 ou 4 quilos e os demais, creo que nin iso. E traballando na parte alta das rocas», apuntó un patrón mayor que ve cómo una de las campañas más importantes para el sector está a punto de irse por la borda nada más empezar. Algo que Roberto Vidal achaca al mal tiempo: «Levamos varios temporais, alertas laranxas e esta semana, para colmo, temos mareas mortas, que nos obrigan a ir traballar polas tardes». Y añadió: «A baixamar, ou é moi cedo ou é moi tarde. Hoxe [por este lunes] comezamos ás catro da tarde e rematamos ás seis porque, unha, a Xunta non permite estar máis aló desa hora no mar, e dúas, era case de noite e, polo tanto, un perigo andar ás carreiras polas rochas».

Peor hoy

Pero lo peor se prevé para hoy: «Dan vento de case 50 nós e ondas de 6 metros», vaticinó Roberto Vidal, quien ya anunció que en la cofradía de Corme darían vía libre al que se quiera arriesgar a ir a O Roncudo: «Catro quilos de hoxe e outros catro quilos de maña xa son oito ». En su caso, no tiene duda alguna de que irá a trabajar: «Teño que aproveitar para gañar algo. Vese percebe no Roncudo, o que pasa é que o mar non che permite collelo, tes que traballar moi arriba».

En A Barca

En Muxía también hay preocupación por este arranque de campaña navideña. Este lunes fueron hasta el entorno de A Barca unos 70 mariscadores, «con moito mar picado e ondas de 4 e 5 metros», apuntó Víctor Haz Soneira, vicepatrón mayor primero de la cofradía de Muxía y presidente de la agrupación de percebeiros. Según él, la meteorología adversa continuará toda la semana: «Para mañá [hoy] dan outra alerta laranxa, e, se hoxe xa foi complicado traballar, mañá vai ser imposible e creo que toda a semana». En el caso del pósito muxián son 7 kilos asignados por percebeiro y día. Pero la gran mayoría de los que este lunes se la jugaron para trabajar en este emblemático rincón costero muxián apenas cogió los topes establecidos, tal y como señaló Víctor Haz.

Esperanza

Solo hay una esperanza para los percebeiros: que la Xunta les permita ir a trabajar el sábado. La petición está cursada y ahora la pelota está en el tejado de Rosa Quintana. En juego están los ingresos de más de 400 familias de la Costa da Morte, que directa o indirectamente viven de este crustáceo. 

Percebeiros coruñeses solicitan a Mar poder trabajar el sábado

El riesgo de que la campaña navideña del percebe se vaya por la borda es muy real, según aseguran en la Costa da Morte. El sábado pasado, representantes de los pósitos de Camelle (Camariñas), Corme (Ponteceso), Malpica, Laxe y Muxía se reunieron en Corme para analizar la situación y acordaron pedir a la Consellería do Mar que permita faenar el sábado.

El mal tiempo de las últimas semanas, las nefastas previsiones, las mareas muertas y las escasas ventas convierten casi en un imperativo aprovechar la que se presenta como la mejor marea de la temporada. No solo lo opinan en la Costa da Morte. También en Aguiño, Ferrol, Cedeira y otros pósitos percebeiros de A Coruña, de ahí que la petición se haya cursado, además, a través de la federación provincial de A Coruña.

Para el fin de semana se prevé que mejore el tiempo y las mareas recuperen sus ciclos naturales. Solo falta el visto bueno de Mar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Jugándose la vida entre olas de 4 metros