La industria dispondrá de 30.000 toneladas de lomos de atún sin arancel

La flota rechaza una medida que, dice, impacta en el empleo y los precios al productor


redacción / la voz

La industria transformadora europea podrá importar anualmente hasta 30.000 toneladas de lomos de atún libres de aranceles durante los próximos dos años. Después de varias negociaciones con los Estados miembros y de la consulta al sector, la UE aprobó esta semana los denominados contingentes arancelarios autónomos para determinados productos pesqueros, que tienen como objetivo hacer posible que la industria de productos del mar pueda disponer de materia prima -cruda o semicruda- a un coste razonable para asegurar su competitividad sin dañar a los proveedores comunitarios, según explicó Elizabeth Köstinger, ministra de Sostenibilidad y Turismo de Austria, país que ocupa la presidencia de turno del Consejo.

En el caso de los lomos de atún, la UE ha aceptado el volumen que sugirió el Gobierno español: 30.000 toneladas. Esa cantidad supone un 20 % más de lo que se ha podido importar sin cargas durante cada anualidad del bienio que acaba este 31 de diciembre. Solo que el equipo de Planas proponía una nueva fórmula: partir el lote en dos para permitir la entrada de 25.000 toneladas en el primer semestre del año y 5.000 en el segundo.

No se ha aceptado, en una decisión que aplaude la industria conservera: «Sería tener el problema dos veces al año», asegura Juan Manuel Vieites, secretario general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas (Anfaco). Ocurre que esas toneladas se asignan por riguroso orden de llegada. Y el de lomos de atún, uno de los más demandados, provoca toda una avalancha de solicitudes. De hecho, siempre se agota en los tres primeros días del año. «Ese contingente ya está gastado -comenta Vieites-; según mis cálculos ya se han pedido, mínimo, 37.500 toneladas, casi 40.000». Al 0 % serán las primeras 30.000 toneladas; a partir de esa cantidad se le va aplicando un arancel progresivo.

Con todo, la industria conservera está «moderadamente satisfecha». Pedía más, 35.000 en total. Con lo que «no colma las expectativas». Más lejos se ha quedado del volumen que reclamaba la industria del congelado: 50.000 toneladas. Con todo, la más perjudicada ha sido la flota atunera, que solicitaba la supresión del cupo: cero toneladas al 0 % de interés.

Incremento progresivo

La patronal pesquera europea salió ayer al paso para rechazar no solo el contingente de lomos de atún, sino también los establecidos para otras 14 especies más. Porque, recuerda Europêche, desde que en 1992 se aprobaron 43.000 toneladas para seis productos de pesca, la cantidad no ha parado de crecer y, así, el próximo bienio (2019-2020) podrán entrar libres de aranceles 750.000 toneladas de una quincena de especies, entre ellas el abadejo o el bacalao.

La flota recuerda que estas importaciones de filetes y lomos impactan en el empleo de la industria europea y obliga al sector pesquero comunitario a vender en otros mercados internacionales, menos generosos. Aparte de que entran independientemente de su procedencia y legalidad, para Europêche estas importaciones solo tienen como propósito obtener un mejor precio de los productores ajenos a la UE, a la vez que ejercen presión sobre los costes y el empleo europeos. «Ya no podemos garantizar el acceso privilegiado al mercado de la UE a productos que no respetan los estándares sociales y ambientales, como los suministrados por China o Tailandia», apunta Javier Garat, presidente de Europêche. Añade que «no es aceptable que los países vinculados a la pesca ilegal se beneficien del acceso preferencial a los mercados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La industria dispondrá de 30.000 toneladas de lomos de atún sin arancel