La UE se fija en una «app» inventada por el cerco gallego para controlar toda la flota

Acerga usa una herramienta «casera» diseñada por su informático para contar su cupo

El informático Manuel Suárez, izquierda, y el secretario de Acerga, en un descanso de la sesión de trabajo
El informático Manuel Suárez, izquierda, y el secretario de Acerga, en un descanso de la sesión de trabajo

redacción / la voz

El control del consumo de las cuotas de cada especie por parte de la flota siempre ha sido un quebradero de cabeza tanto para la Administración como para el sector, sometido a continuos sobresaltos con cierres inesperados de pesquerías. Es un problema que se remonta a la época de la pesca olímpica, cuando era únicamente el Ministerio de Agricultura y Pesca el que llevaba el recuento de cada kilo extraído por todos los barcos y en todos los caladeros, pero que no se ha acabado de resolver ahora que los cupos ya están repartidos por buque, agrupación o provincia, en el caso de las artes menores.

El problema es que hay un buen número de embarcaciones -todas las menores de 12 metros- que no están obligados a llevar diario electrónico de a bordo (DEA), mediante el que los barcos comunican sus capturas casi al momento por medios telemáticos. Estos armadores todavía emplean el diario el papel o las notas de venta, que lastran el recuento porque no se llevan al día. Para las menores de 12 metros, Madrid puso en marcha Gestcuota, el sistema que emplea para llevar el control del consumos, pero todavía cojea y arrastra fallos clamorosos.

Harta de vivir permanentemente al borde del infarto por cierres precipitados, la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga), que realiza la gestión conjunta de un centenar largo de embarcaciones de toda Galicia, decidió buscar una solución por su cuenta. Y así es que el informático de la casa, Manuel Suárez, en coordinación con el secretario de la entidad, Alberto Castro, se inventaron una aplicación (app) de móvil, sencilla, de fácil manejo, bajo coste y, sobre todo, completa y de gran utilidad, porque permite que «os barcos máis pequenos, que non usan DEA, informen por móbil das súas capturas e incorporen no día os datos para levar o consumo de cota».

Mayor previsión

Ese nivel de precisión ha contribuido a reducir los sobresaltos y permite estar atentos y adelantar las gestiones para conseguir más cupo cuando se aproxima el fin de alguna cuota.

La solución casera, a la que ni siquiera han bautizado, «vai moitos pasos por diante de Gestcuota», explica Alberto Castro. Tanto es así, que fue la propia Secretaría General de Pesca la que propuso a Acerga que presentase su aplicación -y no Gestcuota- en un workshop sobre herramientas digitales en la flota artesanal, que se celebró esta semana en Bruselas y en el que los Estados miembros presentaron sus soluciones para el control.

Ocurre que la Comisión Europea, siempre celosa de la sostenibilidad biológica, ávida de conocer hasta el último rabo de peixe que captura incluso la chalana más pequeña en los confines de sus caladeros, está buscando inspiración para encontrar una solución al control de toda la flota de la UE. Toda, incluso la de menos de 12 metros que no está obligada a instalar la caja azul -algunas no disponen siquiera de espacio-, ni a llevar diario electrónico.

El secretario de Acerga asegura que la aplicación «gustou moito» en Bruselas. Y es que, además de ser completa, «non ten mantemento, é barata e non fai falla instalación de ningún tipo». Dos años de rodaje, contando, claro está, con la implicación de los socios, han demostrado que la app funciona.

Acerga demandará a un miembro de Cerqueiros Galegos por decir que venden cajas de jurel a 1 euro

La Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga) ha planteado a sus asesores legales la posibilidad de interponer una querella por falsedad a un representante de la agrupación Cerqueiros Galegos. La decisión de consultar la viabilidad de una hipotética demanda fue adoptada por los socios en asamblea, cansados de ver repetidas en medios de comunicación afirmaciones contra Acerga que faltan a la verdad. Como quiera que «una mentira contada muchas veces puede acabar convirtiéndose en realidad o, por lo menos, ser creída por parte de los lectores», la entidad ha decidido actuar.

Una de las falsedades que atribuyen al portavoz del colectivo Cerqueiros Galegos es que acusó a las embarcaciones de Acerga de poner a la venta cajas de jurel a un euro en la lonja de Portosín, donde operan buena parte de los barcos que realizan la gestión conjunta de cuota y también de la otra agrupación, en la que cada buque lleva lo suyo.

Los de Acerga explican que simplemente con revisar «el precio medio de las ventas de jurel de nuestros barcos» en esa rula se aprecia que se aproxima al euro el kilo y, por tanto, que la caja se dispensa a 14 o 15 euros. Al mismo tiempo, dicen que «sería bueno conocer el precio medio del jurel que descarga» el barco del representante de Cerqueiros Gallegos.

Además, explican que ahora se está capturando jurel de tamaño grande, que se está vendiendo muy bien y a un precio de 2 o 3 euros el kilo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

La UE se fija en una «app» inventada por el cerco gallego para controlar toda la flota