El arrastre coruñés solo está dispuesto a ceder jurel si le dan merluza y gallo

Entregaría también lirio y cigala, a cambio de pescadilla, rapante y rape, entre otros


redacción / la voz

Hay quienes se han dado por aludidos con el reproche que el viernes pasado lanzó en Celeiro el subdirector del Caladero Nacional y Aguas Comunitarias, Rafael Centenera, que las Xornadas Técnicas de Difusión do Sector Pesqueiro, afeó que más de un centenar de cerqueros estuviesen parados por falta de cuota de jurel cuando hay arrastreros que «bloquean más de 2.000 toneladas» de esa especie. Aunque saben que no son los únicos , los armadores de la coruñesa Pescagalicia-Arpega-Obarco se han sentido señalados porque, es cierto, están en disposición de ceder 374.000 kilos de jurel de la zona IXa -de Fisterra al golfo de Cádiz- que probablemente no conseguirán pescar de aquí a diciembre. Lo mismo ocurre con unos 400.000 kilos de bacaladilla y otros 228 de cigala.

Ahora bien, discrepan con que se diga que están bloqueando la cesión de esas toneladas. «Xa manifestamos a nosa disposición a ceder ese sobrante», expuso Torcuato Teixeira, secretario xeral de la Organización de Productores Pesqueros 31 (OPP 31) Pescagalicia. Pero para desprenderse de esas toneladas reclaman «reciprocidad y solidaridad», pues este segmento de flota al que le sobra jurel de la IXa, le falta cupo de esa especie en la VIIIc, así como merluza y gallo. «Solicitamos que se nos reasignasen cotas para acabar o ano e non contestaron á nosa petición», comentó Teixeira. Según los cálculos de la organización, los arrastreros de litoral necesitan 50.000 kilos de jurel en la zona VIIIc -de Fisterra al golfo de Vizcaya-; 78.000 de merluza; 1.000 de rape y 34.500 de rapante.

Sobrantes en el sur de España

Desde Pescagalicia exponen que segmentos como el arrastre del golfo de Cádiz tienen sobrantes importantes de lirio o gallo, que bien podría ser distribuido entre aquellas embarcaciones que a estas alturas ya hayan consumido más del 50 % de dichas especies.

Recuerdan asimismo que en la última redistribución se pasaron más de medio millón de toneladas de merluza a los censos de volanta y palangre de fondo, perno no a los arrastreros, que la necesitaban. Y como quiera que también hay excedentes de cuota de pez espada, Pescadegalicia sugiere que se les cedan unas toneladas para amparar una pesquería incidental y descargar un máximo de dos piezas por marea, rompiendo así una discriminación que sufren con respecto a los arrastreros portugueses, que sí pueden descargar pez espada.

Así las cosas, manifiestan su disposición a ceder la cuota que le sobran, pero con la condición de recibir lo que ellos necesitan. De otra manera, seguirán bloqueando, como dice Centenera, el jurel.

Desde Pescagalicia arremetieron contra la intención del Gobierno de generalizar las ITQ (cuotas individuales transferibles) en el Cantábrico Noroeste -a excepción de la bajura- puesto que eso alentará la concentración de las posibilidades de pesca en unos pocos barcos, no todos con capacidad para extraerlos y propiciará los armadores de sofá, que acumulan cuota para especular con ella.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El arrastre coruñés solo está dispuesto a ceder jurel si le dan merluza y gallo