Galicia trabaja en la creación de una red para detectar la aparición de toxinas emergentes


redacción / la voz

Para advertir de mareas rojas por toxinas lipofílicas, paralizantes o amnésicas, Galicia ya tiene una red bien montada y muy rodada. Es más, el Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar) envía alrededor de 20.000 notificaciones al mes informando de cambios en las zonas de producción de moluscos bivalvos según la situación microbiológica o de biotoxinas marinas.

Y ahora lo que pretende es crear un sistema de alerta centrado en la detección de toxinas marinas emergentes para aumentar la seguridad del consumidor. También busca fijar indicadores de los riesgos relacionados con el cambio climático.

Es el objetivo del proyecto Alertox-Net, que, con una duración de tres años, está liderado internacional está liderado por el grupo de investigación Farmatox de Ciencias Veterinarias de la Universidade de Santiago, del Campus de Lugo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia trabaja en la creación de una red para detectar la aparición de toxinas emergentes