España, Portugal y Francia se alían para buscar la forma de recuperar la anguila europea en los ríos

Está en peligro según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza


redacción / la voz

La anguila europea está en peligro crítico. Lo dice la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Y sus poblaciones por fuera de los límites biológicos seguros. Lo asegura el ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar). Ya en el 2007, Bruselas puso en marcha un plan de recuperación para la especie que pretendía conseguir que un 40 % de los ejemplares adultos llegasen al mar para desovar. Pero todos los esfuerzos han sido en vano. Las poblaciones de anguila han disminuido tanto, que actualmente solo llegan a las costas europeas un 8,7 % de las angulas que lo hacían antes de 1980. Y ahora su supervivencia está amenazada por el cambio climático, la contaminación, la explotación insostenible, las barreras a la migración -en la península ibérica la anguila ha perdido el 80 % de su hábitat, según los expertos- y el tráfico ilegal de meixón.

La gestión de la anguila se ha visto obstaculizada por diversos factores, entre ellos, la falta de diálogo, de coordinación y de estrategias conjuntas de los actores involucrados en su conservación, así como la falta de conocimiento sobre la especie y la disparidad en las metodologías empleadas en la estimación de los indicadores para su elevación. Así, aunque las anguilas que hay en las aguas españolas, francesas y portuguesas constituyen una única población, se han manejado como si fueran poblaciones aisladas, a nivel nacional e, incluso, regional.

A eso pretenden poner remedio ahora representantes de centros de investigación, organizaciones de pescadores, oenegés y Administraciones públicas de España, Francia y Portugal en el marco del proyecto Sudoang, que pretende contribuir a la recuperación de la anguila europea y su hábitat en el sudoeste de Europa.

Fundación Lonxanet, anfitriona

Liderado por AZTI, el centro tecnológico del País Vasco, los socios del proyecto se reúnen hoy y mañana en A Coruña para compartir diferentes metodologías de evaluación y gestión de la anguila que les permitan construir herramientas comunes para utilizar en el seguimiento de los stock de la especie europea en los tres países.

Porque los socios -la Fundación Lonxanet y las universidades de Girona y Córdoba además de AZTI por España- están convencidos de que la gestión concertada y sostenible de la anguila en el sudeste de Europa se puede realizar estableciendo métodos conjuntos de actuación y reforzando la cooperación de los agentes implicados en la gobernanza de la anguila y su hábitat.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

España, Portugal y Francia se alían para buscar la forma de recuperar la anguila europea en los ríos