El sector del mejillón se pone al frente de la lucha contra la basura en el mar

El Consello Regulador edita una guía de buenas prácticas en el trabajo de la batea


vilagarcía / la voz

Antes de desaparecer, un palillo de batea que se cae accidentalmente al mar permanecerá más de cien años siendo zarandeado por las olas o enterrado entre las arenas de una playa. Convertido en un residuo, ese palillo es solo una ínfima parte de los 8.000.000 de toneladas de plástico que cada año acaban en los océanos del planeta. Un problema medioambiental que es «cousa de todos», pero al que el sector del mar gallego está dispuesto a plantar cara. El primer paso lo ha dado el Consello do Mexillón de Galicia, que en colaboración con el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y con la Asociación Mar de Fábula, ha elaborado una «guía de boas prácticas» para reducir la basura marítima que genera el laboreo del mejillón.

La Xunta abre líneas de investigación para desarrollar materiales sustitutivos El documento se presentó ayer en Vilagarcía, en un acto al que acudieron bateeiros de todas las rías gallegas y, también, algunos patrones mayores de Arousa. Porque todos los que viven del mar saben que cuidar del medio ambiente es fundamental para que el «principal subministrador de alimentos deste planeta», tal y como lo definió Francisco Alcalde, presidente de Mexillón de Galicia, siga siéndolo.

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, quiso ayer agradecer al sector que haya puesto este «gran de area» para solucionar un problema de unas dimensiones enormes. «Se queremos ter futuro, temos que ser os primeiros en cambiar a nosa forma de traballo» y en buscar fórmulas más respetuosas con el medio que nos ha convertido en una potencia pesquera y acuícola.

Productos sustitutivos

En esa lucha, había dicho minutos antes el presidente del Consello Regulado do Mexillón, debe implicarse también la Administración. Según Rosa Quintana, en ello está el Gobierno gallego. «Xa mantiven unha primeira reunión de traballo coa conselleira de Medio Ambiente», dijo. Encuentros en los que se abordó la necesidad de poner en marcha líneas de investigación que permitan dar con productos sustitutivos del plástico que permitan al sector ser más respetuoso con la naturaleza sin elevar de forma insostenible sus costes de producción. Hay varias líneas de trabajo abiertas, pero aún habrá que esperar para que lleguen a buen puerto. Pero está claro que, si la lucha contra el plástico y la basura marina es crucial, también resulta urgente ganarle la batalla a los vertidos. «Esa é unha prioridade para o Goberno galego», aseguró Quintana, quien indicó que se han hecho inversiones millonarias para conseguir ese objetivo. Y estarían dando sus frutos, según afirmó. Así, «temos conseguido o cambio de catalogación de 43 zonas de produción que melloraron e que son máis seguras para traballar». Puso como ejemplo el fondo de la ría de Pontevedra, que pasó de estar catalogado como zona C a zona B. «E seguimos a traballar nisto, porque é unha prioridade».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El sector del mejillón se pone al frente de la lucha contra la basura en el mar