«Éxito total» de la primera huelga del sector de elaborados del mar en Galicia

Las mujeres, un 80 % de las plantillas, exigen poder acompañar a sus hijos al médico


VIGO / LA VOZ

Unos 9.000 trabajadores en España (un 80 % mujeres), de los que 7.000 ejercen sus trabajos en Galicia, paralizaron este lunes el sector de los elaborados del mar para denunciar el bloqueo en la negociación del convenio colectivo para una industria «mayoritariamente femenina» y «precarizada». Entre otras reclamaciones figura la ampliación del salario mínimo a 14.000 euros y que se facilite la conciliación de las trabajadoras que son madres. El parón, promovido por UGT, CC. OO. y CIG, continuará el jueves y el viernes después del «éxito total» de la primera jornada de las tres convocadas, según exponen las tres organizaciones sindicales.

En Vigo, frente a la sede de Conxemar, se concentraron trabajadores en el contexto de un llamamiento que se desarrolló sin incidentes salvo «algún momento de tensión» a la entrada de algunas factorías como Fandicosta o Cabomar. Xabier Aboi, de CIG- Mar, celebró la implicación de las plantillas de empresas como Fandicosta, Numarsa, GPS, Cabomar, Mascato o Pereira, y lamentó el «desinterés» de la Xunta por no mediar en el conflicto. El portavoz de CC. OO., Armando Iglesias, añadió que el seguimiento del paro fue «prácticamente del cien por cien», algo «esperado», ya que «la gente estaba muy concienciada». Marfrío o Pescanova, entre otras firmas, están excluidas de los tres parones al regirse por un convenio colectivo propio.

La CIG espera avanzar en las negociaciones, estancadas desde el 2015, para «llegar al año 2020 con un salario mínimo de 14.000 euros», además de tener «el derecho de poder acompañar a sus hijos al médico», algo que a día de hoy no es posible debido al régimen laboral vigente. El sindicato recordó también que se trata de un sector con una de las jornadas laborales más largas, por lo que «pedimos una reducción de horas», e insisten en el hecho de que el convenio del sector expiró en el 2015 y que es «el peor de todo el ámbito de la alimentación» en España. También exigen limitar el trabajo temporal y evitar la implantación de nuevas fórmulas abusivas, como empresas multiservicios o falsas cooperativas. Para finalizar, recuerdan que el trabajo en estas fábricas se realiza en ambientes demasiado húmedos y fríos, por lo que piden una mejor refrigeración en cada planta de producción.

Xabier Aboi puso también en valor el elevado porcentaje de mujeres que trabajan en el sector de los elaborados del mar para concluir que ayer, por primera vez, plantaron cara «sen medo a unha patronal e uns Gobernos que pretenden que continúen a ser carne de canón e man de obra moi barata polo grande sacrificio que fan dende sempre. Por isto cobra maior relevancia a súa loita de hoxe [por ayer] para obter dereitos tan básicos como conciliación, reducións de xornada, licenzas ou permisos retribuídos para poder levar as crianzas ao centro de saúde».

El último convenio duró 14 años y aplicó una subida del 3,6 % frente al alza del IPC

El criticado convenio laboral colectivo que se pretende mejorar finalizó en el 2015 tras 14 años de vigencia. En ese tiempo, según expone el secretario comarcal de la Federación Gallega de Alimentación, Mar, Transporte e Telecomunicaciones de la CIG, Suso García, el salario subió solo un 3,6 % frente al crecimiento al alza en esos casi tres lustros: «Supón una clara pérdida de poder adquisitivo para os traballadores». La renovación del convenio, hace año y medio, parecía que se resolvería con el principio de acuerdo alcanzado en su día, pero no fue ratificado en asamblea. Desde entonces, la negociación está bloqueada. Las trabajadoras no solo reclaman subidas salariales para tener nóminas «dignas», sino recuperar derechos perdidos también en el ámbito social y de condiciones laborales o limitar el número de empleos eventuales, que triplican a los fijos.

Por su parte, Conxemar -la Asociación Española de Mayoristas, Importadores, Transformadores y Exportadores de Productos de la Pesca y Acuicultura- rechazó hacer declaraciones para valorar la primera de las tres jornadas de huelga o posibles alternativas que desbloqueen la situación actual después de tres años negociando con los trabajadores. Y todo ello siendo Conxemar, tal y como expone en su web, «un instrumento de unión fundamental en el sector del congelado en nuestro país» formado por «222 empresas asociadas a las que representa y suman, en conjunto, una facturación anual cercana a los 7.584 millones de euros y más de 15.481 empleos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Éxito total» de la primera huelga del sector de elaborados del mar en Galicia