Unos 9.000 trabajadores de las plantas de elaborado pararán para pedir mejoras salariales y laborales


moaña / la voz

Nueve mil trabajadores de toda España -un 80 % mujeres-, están llamados a secundar la huelga convocada por los sindicatos Comisiones Obreras, UGT y CIG a partir del próximo lunes en el sector de elaborados de pescado y marisco. Del total, 7.000 empleados son gallegos y unos 4.000 operan en una docena de plantas de las áreas de Vigo y Pontevedra, según Armando Iglesias, secretario comarcal de CC. OO. Industria.

La huelga se anunció ayer delante de una de las empresas más emblemáticas, Fandicosta, situada en Domaio (Moaña), que ardió en el 2016 y se encuentra ahora a tope de actividad. De hecho, el sector ha crecido en el último año un 11 %, según datos de Conxemar. De este llamamiento están excluidas las empresas que tienen convenio propio (como Marfrío o Pescanova, entre otras), de los que se benefician la mitad de los 17.934 empleados que tiene toda la industria. Con los tres días de paro fijados, los sindicatos reclaman mejoras en un sector que consideran precarizado. Los ceses serán los próximos lunes, miércoles y jueves, con el objetivo de dar a la patronal tiempo para que vuelva a sentarse a negociar.

Hasta ahora se han celebrado siete reuniones desde marzo y apenas ha habido «pequeños avances» en el encuentro del 24 de septiembre celebrado en Madrid, aunque «insuficientes» para los trabajadores, según Armando Iglesias de CC. OO. e Ignacio Couñago, de UGT.

Subida de sueldo

Las mejoras salariales capitalizan las demandas, ya que los contratos actuales tienen unas remuneraciones bajas que no se ajustan a la dureza del trabajo que desempeñan. «En muchas empresas el sueldo es de 12.000 euros y pedimos que por lo menos sea de 14.000 euros al año», señala la trabajadora Belén Coello, que está en la mesa de negociación estatal. Coello explica que se trata de «un trabajo muy repetitivo y en ocasiones a un ritmo apurado».

Además, desde CC. OO. critican que el 80% de las contrataciones se realizan a través de empresas de trabajo temporal (ETT) y «eso es algo que también estamos negociando para que no sigan Además, piden que el tiempo de bocadillo les compute dentro de la jornada laboral y que no se lo descuenten de la nómina.

Los sindicatos confían en que la patronal atienda sus reivindicaciones y se siente a negociar. En caso contrario, anuncian más movilizaciones y acciones.

Ayer, los trabajadores y los sindicatos tuvieron el apoyo de En Marea. Hasta Domaio se desplazó el concejal vigués Rubén Pérez y el diputado de la misma formación, Manuel Lago. Este manifestó que Unidos Podemos ha pedido la subida del salario mínimo a 900 euros «precisamente pola situación das traballadoras do sector».

14.000 €

Salario que exigen

En muchas de las empresas, los operarios cobran 12.000 euros anuales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Unos 9.000 trabajadores de las plantas de elaborado pararán para pedir mejoras salariales y laborales