«Podían ganar 800 euros con una llamada de teléfono»


redacción / la voz

Ni que decir tiene que en el Equipo de Respuesta Rápida Policial (Erpol) de la Policía Autonómica la satisfacción es mayúscula. Casi dos años después de que comenzasen a tirar del hilo en la operación Concha y tras un ingente trabajo de campo y de oficina, se ha podido cerrar el caso.

-¿Caso cerrado? ¿Se puede decir que se ha desmantelado el furtivismo de vieira en el área ferrolana?

-Nosotros nunca cerramos nada. Hemos desmantelado dos grupos con sus correspondientes distribuidores y eso ha supuesto un buen golpe, pero no podemos descartar nada.

-¿Por qué se demoró tanto la investigación?

-Por la forma de trabajar que tenemos, que queremos amarrar todo y tener pruebas de todo el proceso. No queremos dejar nada a la interpretación, sino tener constatación fehaciente de que realmente se está cometiendo el delito. Y eso requiere muchas horas dedicadas a la investigación.

-¿Han calculado el beneficio económico que han obtenido los detenidos?

-Uno de los distribuidores podía ganar 800 euros cada vez que levantaba el teléfono.

-¿Hay constancia de que se hayan servido vieiras tóxicas en restaurantes?

-No. La investigación no lo ha podido demostrar. Sí que las adquirieron propietarios de locales hosteleros, pero a estos no se les puede achacar nada más que una infracción por haberlas comprado fuera de los cauces legales porque el distribuidor les aseguraba que contaban con todas las garantías legales, que eran de Noia y que, por tanto, no había problema.

Molina cree que se ha asestado un buen golpe al furtivismo de vieira de Ferrol

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Podían ganar 800 euros con una llamada de teléfono»