La flota artesanal gallega exige en Bruselas un trato diferenciado

Defienden la selectividad de sus artes y demandan que se les exima de los TAC y cuotas


Bruselas

Al grito de «medre o mar!» las mariscadoras y pescadores gallegos de bajura aterrizaron hoy en Bruselas de la mano de la eurodiputada del BNG, Ana Miranda, para exigir a las autoridades europeas que pongan fin al progresivo desmantelamiento de la pesca artesanal en Galicia. La lista de demandas es extensa: menos burocracia para acceder a los fondos del FEMP, un trato diferenciado respecto a la flota industrial, flexibilidad con la prohibición de los descartes, exclusión de los TAC y cuotas, apoyo a la acuicultura sostenible no intensiva y presión a las administraciones para que draguen y limpien rías gallegas como la de O Burgo, «onde case hai máis fango ca auga». Una receta indispensable para asegurar la supervivencia de la flota artesanal, sus trabajadores y los miles de empleos indirectos que beben de él como el de las redeiras, las lonjas, los peiraos o los astilleros. «O camiño que se está a dar é para eliminar a pesca artesanal, para indicarlle o camiño de saída», denunció ayer el patrón de la Fundación Pescanet Pesca Sostible, Emilio Louro, para quien es inconcebible convertir los puertos gallegos en atracciones etnográficas para turistas.

Y eso es lo que puede ocurrir si Bruselas sigue empeñada en cargar el ajuste pesquero sobre el eslabón más débil. Aunque la Comisión Europea asegura que la flota de bajura española sigue aumentando sus beneficios netos, el sector en Galicia lo niega: «Cada ano hai menos mariscadores e pescadores no mar (...) Os ingresos reais son de absoluta subsistencia. Os números non cadran», denunció el biólogo de la cofradía de Barallobre, Joám Luis Ferreiro. Y el futuro de los pescadores puede ir a peor si la Comisión Europea no presenta un plan antes del 1 de enero del 2019 para facilitar su adaptación a la prohibición de los descartes, una regla diseñada para la flota industrial que penaliza más a la bajura. «Nós non temos a capacidade de carga deles. E non temos descartes, todo o que collemos é vendible. Tampouco facemos mareas de máis de 24 horas e as nosas artes son moi selectivas (...) Nos enfrentamos nalgúns casos a pérdidas do 100%», sostuvieron para defender también una nueva definición de pesca artesanal para no excluir de ese segmento a buena parte de los buques gallegos, que superan los 12 metros de eslora fijados por Bruselas. Los pescadores exigen tener en cuenta otros criterios como las artes empleadas y la distancia a la que faenan las embarcaciones. «Ás veces pasamos treintenas sen saír a pescar, as cuotas para a pesca artesanal son moi escasas e cada tempada nos atopamos co problema de que non podemos pescar xarda, sardiña ou merluza. E aínda por riba, as leis nos perxudican. Perdemos días de traballo, ingresos», lamentó el patrón mayor de Cangas, Javier Costa.

La delegación se reunirá este martes con la Dirección General de Pesca de la Comisión Europea para abordar el futuro de los fondos pesqueros, a los que Bruselas quiere pasar la tijera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La flota artesanal gallega exige en Bruselas un trato diferenciado