Galos e ingleses, a pedradas por la vieira

Barcos franceses acorralan a los británicos que acudían a faenar a una zona del canal de la Mancha


redacción / la voz

Barcos británicos y franceses escenificaron el lunes por la noche la primera escaramuza de la guerra pesquera que se avecina como consecuencia de la próxima salida del Reino Unido de la Unión Europea. Los galos no quieren a los ingleses en sus aguas de la costa de Normandía, donde históricamente comparten derechos de pesca de vieira. Y se lo hicieron saber a pedradas e insultos. Unas cuarenta embarcaciones normandas rodearon a cinco británicas, e incluso se produjo algún choque entre los barcos. Aunque no se registraron heridos, algunos de los pesqueros ingleses regresaron a sus puertos con los cristales de las ventanas (portillos) rotos, según informan medios del Reino Unido.

Los galos lanzaron también bombas de humo para expulsar a sus vecinos.

La escaramuza se produjo en el canal de la Mancha, a doce millas náuticas (22 kilómetros) de la costa normanda, concretamente, en la bahía del Sena. Se trata de una zona rica en vieira, a la que los británicos pueden acudir durante todo el año, pero los franceses solo pueden hacerlo durante algo más de seis meses (del 1 de octubre al 15 de mayo). Y esto les tiene especialmente cabreados y molestos. Las tensiones entre ambas flotas no son nuevas. Según la BBC, se producen desde hace quince años, aunque en los últimos cinco se han recrudecido. Más aún desde que el Reino Unido votó sí a abandonar la Unión Europea. Cuando el brexit sea efectivo, esto es, en marzo próximo, estos enfrentamientos entre flotas podrían propagarse, especialmente con sus vecinas Francia e Irlanda. Medios como The Telegraph dan por hecha esa guerra pesquera.

Los galos acusan a los ingleses de expoliar sus recursos y de agotar la pesquería de la vieira, esencial para la economía de Normandía. «Para los británicos es una barra libre, pescan cuando quieren, donde quieren y tanto como quieren», declaró a la BBC Dimitri Rogoff, que lidera el comité pesquero de Normandía. Añadió que «no queremos que paren de pescar, pero deberían al menos esperar al l de octubre y así podríamos compartir la pesquería». Esa es la fecha a partir de la cual los galos pueden capturar vieira en esa zona.

Mike Park, presidente de la asociación de productores pesqueros de Escocia, describió, también en la BBC, los incidentes como «clara piratería». Park subrayó que los barcos británicos están autorizados para faenar en esa zona de la costa gala, «no es ilegal». 

Solicitan escolta a la Royal Navy

De momento, los pesqueros británicos han solicitado escolta a la Royal Navy para ir a por la vieira. El Gobierno británico ha salido en defensa de sus barcos, mientras que la Comisión Europea insta a los dos países a alcanzar un arreglo amistoso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Galos e ingleses, a pedradas por la vieira