El mercado náutico vuelve a crecer en Galicia amarrado al bum del alquiler

La matriculación de embarcaciones de recreo se recupera, con un incremento del 10 %, con hasta 266 en seis meses


vigo / la voz

Aún no es el mejor año para la náutica de recreo en Galicia, pero puede faltarle poco. El sector crece a doble dígito por primera vez desde la crisis, y si el mercado mantiene la tendencia del primer semestre, el medio millar de unidades al año que se matriculaban antes de la crisis (año 2008) podría incluso alcanzarse.

De momento, los datos publicados por la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) al cierre de junio arrojan un registro de 266 matriculaciones en Galicia, un 10 % más que en el mismo período del año pasado. Por provincias, Pontevedra lidera el mercado, con 145 unidades, seguida de A Coruña con 103. Completan las ventas Lugo y Ourense con 11 y 7 matriculaciones, respectivamente.

La recuperación del mercado del barco nuevo es clave para la industria náutica de recreo, que supone 20.000 empleos directos en España, y de ellos alrededor de un 15 % (unos 3.000 puestos) se concentran en Galicia. Dice ANEN que, mientras en el 2013 solo el 1,3 % de los usuarios se interesaban por una embarcación nueva, esta cifra ha subido hasta el 3 % este año, alcanzando las 4.182 matriculaciones de embarcaciones de recreo.

Carlos Sanlorenzo, secretario general de esa asociación, asegura que a las embarcaciones de recreo les pasa lo que a la vivienda: «Los usos han cambiado. Hoy destaca el alquiler y el chárter, estos son los grandes protagonistas de la recuperación del sector. Ya no hay tanto apego por la pertenencia, sino por el disfrute».

El presidente de la patronal augura que esta tendencia ha llegado para quedarse. «Seguro que seguirá creciendo en los próximos años, porque todavía queda mucho camino por recorrer», sostiene.

Hasta la llegada de la crisis, el sector de la náutica en el mercado nacional vivía principalmente de un cliente con un perfil bastante estereotipado: alto poder adquisitivo y propietario de embarcación y también del punto de amarre. Sin embargo, y a pesar de los repuntes positivos en las matriculaciones de embarcaciones, el sector se encamina hacia una renovación total, tanto en el perfil del usuario como en el formato de las ofertas náuticas. «Porque ahora el aficionado ya no compra barcos. Quien se acerca ahora a la náutica lo hace a través del alquiler», argumenta Sanlorenzo.

Segunda mano envejecida

A pesar de todo, el negocio náutico crece en matriculaciones, y también lo hace el de ocasión, eso sí, con un producto con una mayor antigüedad. Fuentes del mercado explican que las unidades de segunda mano en el mercado de ocasión han envejecido hasta una media de 20 años, lo que supone un incremento muy importante respecto a los 13 años de media que se manejaban en el 2008, antes del inicio de la crisis.

La explicación a este cambio de tendencia está precisamente ahí, en la crisis. La venta y matriculación de barcos nuevos sufrió un desplome sin precedentes y, aunque inició una lenta recuperación desde el año 2017, el parque de embarcaciones a la venta que ha quedado disponible cuenta con muy poca oferta de unidades con menos de 10 años. Especialmente faltan embarcaciones matriculadas entre los años 2008 y 2014.

Dice el sector que si actualmente solo el 18 % de las unidades a la venta tiene menos de 10 años, la cifra se dispara hasta el 44,5 % en el caso de embarcaciones de entre 10 y 20 años. «Esto es una buena noticia para quienes quieren cambiar su barco, si este tiene menos de 10 años, pues la poca oferta de seminuevos a incrementado considerablemente los precios de venta», aseguran desde la red comercial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El mercado náutico vuelve a crecer en Galicia amarrado al bum del alquiler