Ecologistas denuncian la existencia de un comercio ilegal de salmón


oviedo / efe

La Coordinadora Ecologista de Asturias ha asegurado ayer que, a pesar de ser una actividad ilegal, en Asturias se comercializan salmones pescados en sus ríos sin que el Gobierno autonómico tome cartas en el asunto.

En el territorio asturiano hay un «grave problema con el furtivismo», según la organización ambientalista. Los negocios prohibidos por ley como la venta de salmones salvajes no se controlan y el Principado no solventa el problema «por la falta de medios y de voluntad política».

La respuesta que el grupo ecologista ha recibido de la Consejería de Fomento del Principado, de la Consejería de Sanidad y de la Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo del Principado ha sido que no tenían constancia del negocio de la compraventa de salmones salvajes de ríos asturianos.

A pesar de esto, según la información que la consejera ha recibido de asociaciones de restaurantes y de pescadores, más del 50 % de los salmones pescados en Asturias terminan comprados por el sector hostelero.

Algunas pescadores aumentan el porcentaje de ventas hasta el 80 %, asegura la asociación ecologista. La portavoz también señala la transigencia con la que la administración hace frente a la venta de salmones que, además, no cuentan con ninguna garantía sanitaria. Estas quejas se trasladan también al caso de las truchas y los reos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ecologistas denuncian la existencia de un comercio ilegal de salmón