La pesca tiene menos impacto ambiental que la ganadería o que la acuicultura

Esta es una conclusión de una investigación desarrollada por la Universidad de Washington durante los últimos diez años


redacción / la voz

Una investigación de la Universidad de Washington desarrollada durante los últimos diez años sobre el impacto medioambiental de la producción de 148 alimentos demuestra que la actividad pesquera tiene un índice inferior al de la ganadería o la acuicultura.

Según las conclusiones, 40 gramos de proteínas provenientes del pescado blanco y pelágicos (especies que viven cerca de la superficie) tienen una huella de carbono inferior a 1 kilo, frente a los 20 kilos de huella de la misma cantidad de proteína la industria cárnica y la acuicultura.

La investigación ha analizado cuatro indicadores básicos del impacto medioambiental de los alimentos: uso de energía, emisiones de gases de efecto invernadero, emisiones provenientes del aporte de nutrientes (fertilizantes) y emisiones de sustancias que contribuyen a la denominada lluvia ácida.

La investigación evidencia que las pesquerías de pequeños pelágicos, de pescado blanco y la acuicultura de moluscos tienen los menores impactos ambientales en las cuatro categorías, frente a los mariscos y el salmón de piscifactoría, que obtienen los mayores impactos.

En el caso de la emisión de sustancias que contribuyen a la lluvia ácida, los menores impactos corresponden también a la actividad pesquera, ya que solo emite gases y compuestos por el uso del combustible para navegar.

Se ha analizado el impacto de otros aspectos, tales la producción de pienso para el ganado, el uso de combustible en la pesca de invertebrados o la energía utilizada en la acuicultura. De nuevo, la pesca salvaje de peces pelágicos obtiene menores índices de impacto

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

La pesca tiene menos impacto ambiental que la ganadería o que la acuicultura