Dos arrastreros con científicos a bordo buscarán cigala durante mes y medio


redacción / la voz

La pareja de buques arrastreros Bureles y Ana Isabel buscarán cigalas del Cantábrico en el fondo del mar durante el próximo mes y medio. Solo podrán capturar un máximo de 2.000 kilos durante ese período. Y es que su misión no es comercial, sino científica. De hecho, a bordo irá personal del Instituto Español de Oceanografía. Es el segundo verano consecutivo de exploración en aras de demostrar que la población de esa especie es abundante. Tratan de desmontar así una tesis -que consideran errónea- de los científicos que tanto alarmó a la Comisión Europea, que decidió cerrar la pesquería durante los años 2017, 2018 y 2019. Atónita por esta decisión, la asociación de arrastreros gallegos Pescadegalicia solicitó la realización de campañas para estudiar sobre el terreno el índice de población de cigala y tratar así de anticipar la reapertura de la pesquería. Torcuato Teixeira, secretario general de Pescadegalicia, se muestra confiado en que los resultados de la presente campaña sean tan buenos como los que arrojó la del año pasado. Y que con ellos en la mano el Ministerio de Pesca solicite a Bruselas que rectifique y permita capturar cigalas del Cantábrico a partir de enero próximo, o sea, un año antes de lo previsto.

Teixeira lamenta que los daños ocasionados a la flota durante los dos años que lleva cerrada la pesquería son ya irreversibles. Así, explica que los arrastreros que se dedicaban a la cigala, en torno a una decena en Galicia, acumulan dos ejercicios sin recibir los ingresos extra que suponía la campaña. El kilo se cotizaba a entre unos nada despreciables 80 y 90 euros. Además, la especie está perdiendo mercado a favor de ejemplares procedentes de otros lugares. «Vai ser difícil recuperar o terreo perdido», señaló el secretario general de la organización de arrastreros.

Autorización oficial

La campaña ha sido autorizada por el Ministerio de Pesca, que ha impuesto sus condiciones, como que las descargas habrán de realizarse en el puerto de A Coruña. El permiso es válido para cinco mareas por buque y mes hasta un máximo de veinte (diez por barco). El patrón del pesquero tendrá que anotar en el diario de a bordo que opera bajo una campaña científica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos arrastreros con científicos a bordo buscarán cigala durante mes y medio