Bruselas endurece los controles y las sanciones al sector pesquero

Obligará a todos los barcos de la UE a registrar y notificar digitalmente sus capturas

.

bruselas / la voz

La Comisión Europea estrecha el cerco sobre los pescadores, grandes y pequeños. El equipo del comisario de Pesca, Karmenu Vella, presentó este miércoles una propuesta para rediseñar los reglamentos de control de la pesca en vista de que el actual sistema «no es efectivo y eficiente» para poder alcanzar los objetivos de la actual política común de pesca.

Bruselas asegura que existe un rosario de agujeros legales por los que se cuela parte de la flota europea para no tener que rendir cuentas: sanciones blandas, escasos sistemas de recopilación de datos pesqueros, complejidad y ambigüedad legislativa, falta de medidas de control sobre la flota artesanal y la obligación de desembarque...

Sanciones más graves

«Queremos un tratamiento igualitario entre países», aseguran fuentes comunitarias. Actualmente son los Estados miembro los responsables de valorar la gravedad de una infracción y su coste en el carné por puntos del barco. Esta manga ancha ha dado lugar a enormes disparidades. «Se puede dar el caso de que un operador sea sancionado en un país y en otro no. Hay Estados que consideran que el uso de un arte de pesca prohibida es una infracción seria, otros no lo ven así», explican. Con el nuevo reglamento se pretende armonizar el sistema de multas y endurecer las sanciones para los casos más graves. «El actual marco no es satisfactorio. Queremos que sea disuasorio y efectivo», apunta Bruselas.

Parados hasta sentencia firme

El tiempo también cuenta. Para que los litigios no se eternicen, proponen a los socios disponer de medidas administrativas para evitar que los barcos sancionados sigan pescando mientras no haya una sentencia en firme.

«Hay algunos puntos con los que no están de acuerdo», aseguró ayer de forma eufemística una fuente de la Comisión para no reconocer que el nuevo reglamento de control levantará ampollas, especialmente entre la flota más pequeña, hasta ahora excluida de algunas obligaciones. Los barcos de menos de 10 metros de eslora se sumarán a los grandes buques a la hora de registrar y notificar todas sus capturas en su diario. Se acabó el papel. Bruselas quiere que todas las naves, independientemente de su tamaño, digitalicen toda la información sobre su actividad. También será obligatorio que porten un sistema de rastreo electrónico a bordo para trazar su ruta en todo momento. La carga económica, sostiene Bruselas, no será muy grande. «Un dispositivo de ese tipo cuesta en torno a los 200 euros», sostienen, antes de recordar que se podrá recurrir a los fondos europeos.

La Comisión apuesta por las polémicas cámaras a bordo para controlar la pesca

¿Quién controla en puerto que las embarcaciones descargan las capturas que han registrado en sus diarios? Hasta ahora los países se habían comprometido a poner en marcha un sistema de supervisión. «No hicieron nada porque no se ponen de acuerdo entre ellos», se quejan los expertos comunitarios, quienes proponen un sistema como el Gran Hermano para los «barcos de alto riesgo» de incurrir en descartes, prohibidos en la nueva política común pesquera. Se acabaron los inspectores a bordo, por ineficaces. Lo que propone la Comisión es incorporar cámaras a bordo. ¿Quién decidirá qué buques deben ser filmados? Los Estados miembro, basándose en unos criterios que están elaborando las autoridades de Pesca europeas. Las embarcaciones dedicadas a las «pesquerías mixtas» podrían caer dentro de la red.

Igual para todos

El comisario de Pesca justificó esta nueva vuelta de tuerca: «Necesitamos seguir trabajando para garantizar que se cumplen las normas acordadas en toda la UE. Por eso proponemos mejoras para modernizar el sistema actual de control para que sea más eficiente y asegure que todos los operadores de la industria pesquera sean tratados de la misma forma», dijo Karmenu Vella para introducir un reglamento con el que está asegurada la polémica.

Votación
3 votos
Comentarios

Bruselas endurece los controles y las sanciones al sector pesquero