Un pesquero rescata asidos a una boya a los tripulantes de un barco que se hundió en Bares

Otro buque se fue a pique en Cedeira y sus dos ocupantes fueron recogidos de la lancha salvavidas por otra embarcación

ana cuba
redacción / la voz

La bajura gallega sufrió ayer un sobresalto al naufragar dos de sus pesqueros en un día, apenas semana y media después de que otro barco de artes menores se fuera a pique en Ribadeo.

Los tres tripulantes del Antares, una embarcación con base en el puerto de O Barqueiro, fueron rescatados ayer al mediodía tras irse al fondo el pesquero en el que faenaban, al parecer a causa de una vía de agua. El naufragio ocurrió cuando el barco se encontraba en la vertical del cabo de Bares, a unas dos millas de tierra. Al entrar el agua, se inundó y se fue a pique. Todo sucedió tan rápido que la tripulación, formada por el armador, su esposa y un marinero, apenas tuvieron tiempo de reaccionar. Ni siquiera pudieron desplegar la lancha salvavidas y se quedaron asidos a una boya hasta que fueron rescatados.

En su auxilio acudieron varias embarcaciones que se encontraban faenando por la zona, como el Siempre Ciclis y el Hermanos Riveira. Este último fue el que llegó primero y el que finalmente rescató a los tres náufragos, trasladándolos a tierra, al puerto de O Vicedo.

Los tripulantes del Antares, un barco de madera de 11,7 metros de eslora y con 35 años de antigüedad, se encontraban en buen estado de salud y, según el 112, no precisaron asistencia médica.

La alerta se lanzó a las 12.15 horas. Tras tener conocimiento, a través del Servizo de Guardacostas y de Salvamento Marítimo, se movilizó a la lancha Xistral, a la Salvamar Shaula y al helicóptero Pesca 2. El 112 Galicia puso en alerta, además de al personal sanitario, a Policía Nacional, Guardia Civil y a los miembros del Grumir y de Protección Civil de Viveiro y O Vicedo.

El escenario del otro siniestro fue Cedeira. Allí se fue a pique, por causas que se desconocen, O Terror dos Mares, una lancha de bajura de 9,25 metros de eslora. El patrón y armador, Manuel Fernández López -conocido como Crónicas, en alusión al barrio cedeirés donde vivía-, y el marinero salieron ilesos y esperaron a ser rescatados dentro del bote salvavidas.

Otro pesquero con base en Cedeira, el Lucero Uno, que faenaba en la zona, los evacuó hasta el muelle y después fueron conducidos al centro de salud.

El siniestro ocurrió antes de las 7.30 en la zona de Trasmonte, a poco más de una milla de la costa. Estaban faenando con nasas de pulpo, buscando el abrigo por la marejada de nordeste, cuando el barco empezó a hundirse de proa y tuvieron que abandonarlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un pesquero rescata asidos a una boya a los tripulantes de un barco que se hundió en Bares