Los cierres precautorios de las pesquerías se pactarán con el sector

El ministerio decidirá con los armadores a partir de qué porcentaje de consumo se decreta la veda

Tendrán que usar otro tipo de aplicación para transmitir las cifras casi en tiempo real
Tendrán que usar otro tipo de aplicación para transmitir las cifras casi en tiempo real

redacción / la voz

El nuevo reglamento de medidas técnicas del sector pesquero que se está cocinando a fuego lento en Bruselas consagrará el fin del papel. Los barcos que, por su tamaño, no están obligados a enviar los datos de capturas a través del diario electrónico de a bordo (DEA), tendrán que usar otro tipo de aplicación para transmitir las cifras casi en tiempo real. La asociación de armadores de barcos de cerco de Galicia (Acerga) utiliza ya internamente una aplicación para teléfono inteligente para que sus asociados transmitan los datos de capturas.

Pero, mientras tanto no llega esa nueva era digital, los pesqueros más pequeños seguirán usando el diario en papel. Los datos de capturas seguirán llegando a la Secretaría General de Pesca con un mes o dos de retraso, como ahora. Sin embargo, el ministerio quiere que el sector se vaya acomodando a los nuevos aires de modernidad. Para ello ha diseñado la aplicación Gestcuotas, a través de la cual pretende disponer de datos lo más actualizados posible. Pero seguirán sin estar al día y, de momento, se basarán en estimaciones a partir de capturas históricas. Con ellas se «vaticinará» el cierre de tal o cual pesquería, en función de lo que aconsejen esos datos, según avanzó ayer la subdirectora general de Control e Inspección de Pesca, Teresa Molina, durante unas jornadas en A Coruña. Molina aclaró que, en todo caso, ese cierre precautorio se pactará con el sector. En ese sentido, avanzó que su jefe, el director general de Ordenación Pesquera, José Luis González Serrano, convocará al sector en las próximas semanas para acordar a partir de qué porcentaje de toneladas consumidas se decreta el cierre de una pesquería. «Si no tienes la información real tienes que cerrar mucho antes», resumió la responsable del ministerio.

Andrés García, representante de Acerga, organizadora de las jornadas en las que participó Molina, se mostró encantado con que al fin puedan contar con un sistema de consumos más fiable. Con él se evitará que lleguen las órdenes de cierre tarde, cuando la cuota ya está superada. La aplicación Gestcuotas aún no funciona, aunque el ministerio anunció que lo haría en enero. La herramienta será útil para las comunidades autónomas, para las asociaciones de armadores y, sobre todo, para la propia Secretaría General de Pesca, pues tendrá acceso a toda la información sobre la flota y sus capturas.

Las jornadas de Acerga giraron en torno a las inspecciones y sanciones al sector del cerco. Al término de las intervenciones, se abrió un turno de intervenciones. Uno de los asistentes, patrón de un cerquero, denunció la presión a la que están sometidos al estar obligados a clasificar las capturas antes de entrar en puerto. «Volvemos a tierra con miedo», confesó, por el temor a ser sancionados. Además, resaltó que la tarea de mover cajas en el interior de pesquero de dimensiones muy reducidas resulta peligroso para la tripulación. «Juego con la vida de mis marineros», denunció.

Un inspector presente entre el público explicó que solo sancionan si el barco está atracado y descargando las cajas antes del recuento. Pero muchos asistentes negaron con la cabeza.

Votación
0 votos
Comentarios

Los cierres precautorios de las pesquerías se pactarán con el sector