Galicia podrá pescar sardina

Alivio en el cerco gallego al conocer que la Comisión aceptó el plan de España y Portugal

.

redacción / la voz

Por san Xoán, la sardina -si aparece- mojará el pan. Esto que parece obvio, a punto estuvo de no serlo tanto después de que los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) que asesoran a la Comisión Europea apuntasen que la pesca de sardina debía vedarse porque, dado como está la biomasa, en mínimos históricos, es difícil siquiera que se recupere en 15 años. Ante tal amenaza, España y Portugal decidieron apretar todavía más las tuercas al plan de recuperación que tenían en conjunto para obtener del Ejecutivo comunitario el beneplácito para mantener abierta la pesquería aunque fuese con cupos muy reducidos.

Esa bendición de Bruselas ha llegado ya, según anunció ayer el secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo: «La Comisión Europea nos ha anunciado que el plan es lo suficientemente robusto para garantizar la actividad», dijo al concluir la reunión que mantuvo con la flota que faena en Marruecos y las comunidades autónomas afectadas para analizar la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE.

El suspiro de alivio de la flota cerquera gallega tras el anuncio lo ha debido de oír hasta el comisario Karmenu Vella en Bruselas. «É un alivio saber que imos poder pescar sardiña», explicó Andrés García, presidente de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga). No hay duda de que es una «boa noticia, porque, dentro do que hai, boa falta nos fai a sardiña». Ahora bien, «non deixa de ser pírrica a cota».

Porque, eso sí, Bruselas será de lo más estricta y si ha decidido no echar el cierre a la pesquería es porque España y Portugal se han comprometido a mantener seis meses de veda -abriría en mayo-, limitar las capturas a 14.600 toneladas y aplicar cierres inmediatos en cuanto se detecten juveniles.

De ese total, Portugal pescará el 77 % y España el 33 %. De ese tercio, el Cantábrico capturará el 60 % y Andalucía el 40 %. Total: «Que tocarán a 2.800 quilos para 300 barcos», señala García.

El Gobierno diseña un plan B por si no se firma otro pacto con Rabat

Por el momento, prudencia. Y a seguir pescando hasta julio, cuando expira el actual acuerdo pesquero suscrito entre la UE y Rabat, pues el comunicado suscrito por ambas Administraciones «aporta el necesario contexto de tranquilidad» para evaluar la sentencia de manera sosegada y decidir las acciones que deben emprenderse, dijo ayer López-Asenjo. Este lanzó un mensaje de tranquilidad y se mostró partidario de continuar «con el curso normal de las conversaciones» para renovar el acuerdo, introduciendo los cambios oportunos para atender a la sentencia. Claro que el fallo da por hecho que el acuerdo no afecta a las aguas del Sáhara occidental, que son precisamente en las que faena la flota gallega, y Marruecos ya dejó claro ayer que no firmará ningún acuerdo con la UE que no incluya a las que considera sus provincias del sur, e incluso amenazó con romper el pacto actual antes de julio.

Por eso España trabaja en un plan B que incluiría medidas como «la reubicación en otros caladeros» o «ayudas para paradas temporales».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Galicia podrá pescar sardina