Argentina acusa a un barco gallego de pescar una milla dentro de sus aguas

Argentina acusa a un barco gallego de pescar una milla dentro de sus aguas

;
Argentina apresa un barco gallego por pesca ilegal Es el Playa Pesmar Uno, con base en Marín, y que llevaba en sus bodegas 320 toneladas de merluza, abadejo, calamar y raya. El capitán del buque asegura que «en todo momento ha estado fuera de aguas argentinas»

redacción / la voz

Una milla de diferencia separa la legalidad de la pesca no autorizada. Y todo depende de dónde empiece a medirse el punto de referencia. Aquí parece residir la clave de un nuevo episodio que enfrenta a Argentina con el sector pesquero gallego, tras el apresamiento por parte de un buque guardacostas sudamericano del barco marinense Playa Pesmar Uno, con base en Marín. Argentina sostiene que invadió su zona económica exclusiva (ZEE) y que estaba pescando sin permiso en esas aguas, mientras que el secretario general de Pesca de España, Alberto López-Asenjo, no tiene tan claro que estuviera dentro y menos que estuviera pescando, por lo que pide cautela mientras se recibe el histórico de posiciones satelitales de la derrota del buque.

La Prefectura Naval Argentina cree que el buque congelador sí entró en su ZEE para una supuesta pesca ilegal y, por este motivo, el domingo envió un guardacostas, el Fique, para abordarlo. Según los argentinos, cuando llegaron a su posición, contactaron por radio con el capitán del pesquero para que detuviera su marcha, «acorde con las normas internacionales». El capitán acató la orden y paró el buque. También obedeció al mandato de «no levantar la red de pesca que tenía desplegada en el mar».

Una dotación del guardacostas subió al pesquero, junto con personal de la Agrupación Albatros y un inspector de la Dirección Nacional de Pesca de Argentina y se realizó un control del pescado fresco capturado para determinar la cantidad de la carga. Las primeras estimaciones indicarían que a bordo hay más de 320.000 kilos de pescado procesado.

Escoltado a puerto

El Playa Pesmar Uno, con licencia de pesca en Malvinas, caladero cuya soberanía reclama Argentina, tiene 63 metros de eslora, cuenta con 34 tripulantes a bordo -la gran mayoría gallegos- y fue escoltado por el guardacostas hasta el puerto de Comodoro Rivadavia, en Patagonia, donde llegó ayer.

La ministra de Seguridad del país sudamericano afirmó: «Con las fuerzas federales trabajamos para proteger los recursos que son de todos los argentinos». Aunque ahora abrirá un expediente administrativo por esa supuesta infracción, pues no alcanza la consideración de delito, avanza que la armadora del barco se expone a una multa de entre 5 y 10 millones de pesos (207.099 y 414.000 euros).

El secretario general de Pesca de España se mostró mucho más cauteloso que los políticos americanos. Asenjo indicó que España está «pidiendo mayores aclaraciones y una mejor precisión de la correcta ubicación del barco, dado que se presume que había entrado una milla en la zona». Añadió que «hay una serie de islotes que pueden delimitar o definir la zona de milla con una interpretación, que es en lo que ahora estamos nosotros, en permanente colaboración con las autoridades argentinas y nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores». Es decir que, en gran medida, todo depende de qué peñasco se tome como referencia para medir la zona exclusiva. «Las aclaraciones de todo el proceso duran de 24 a 48 horas», sentenció Asenjo.

Armadores de Vigo defienden al buque, y Aetinape lo califica de «rehén» del Gobierno de Macri

En los puertos de Marín y Vigo el apresamiento del Playa Pesmar Uno cayó como una bomba. Desde la casa armadora, Pesmar, de Marín, no quisieron hacer valoraciones más allá de señalar que el tema «está en manos de nuestros abogados». Más explícito fue el presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo, Javier Touza, que envió un mensaje de tranquilidad a las familias: «Se encuentran todos bien».

Touza precisó que el capitán del buque niega que su barco estuviese pescando dentro de la ZEE argentina. El Playa Pesmar Uno zarpó de Montevideo (Uruguay) el 12 de enero para capturar pota en aguas internacionales. El domingo, a las seis de la tarde en España, fue cuando se produjo el abordaje argentino.

El capitán insistió ante sus superiores españoles en que el buque estaba fuera de las aguas argentinas. Touza pide que se respete la «presunción de inocencia» hasta que se pronuncie un juez y añadió que el volcado de datos de la caja azul será determinante para fijar la posición exacta. Reconoció que «hasta saber qué cargos se les imputan, poco se puede hacer».

Acción populista

La Asociación Española de Titulados Náutico Pesqueros (Aetinape) acusó al Gobierno de Macri de usar nuevamente un buque español «como rehén para mejorar la imagen interna» de su equipo y, de paso, hacer ruido con la soberanía de las Malvinas y la pretendida extensión de la zona exclusiva. Aetinape defiende al buque y enfatiza que «la ausencia de una autoridad independiente convierte a los barcos en munición barata» ante las pretensiones argentinas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Argentina acusa a un barco gallego de pescar una milla dentro de sus aguas