El arrastre luso denunciará al español por exceso de potencia si se altera el acuerdo

Armadores gallegos con barcos de Portugal desconocen aún las cláusulas del convenio

.
E. Abuín
redacción / la voz

Los armadores gallegos con barcos de arrastre de litoral de bandera portuguesa aseguran que, a escasos días de que entre en vigor, todavía desconocen los términos y condiciones en las que se ha renovado el acuerdo bilateral de pesca entre España y Portugal, pues «no se ha comunicado nada a los propietarios de estas embarcaciones con permiso para faenar en aguas españolas».

Ni la Administración de Lisboa ni la de Madrid fueron demasiado prolijas a la hora de dar explicaciones sobre lo que habían pactado. Y lo poco que ha trascendido viene de la parte portuguesa, dado que la española ni siquiera ha aclarado en su comunicado la vigencia del convenio bilateral, y mucho menos si consiguió imponer el descanso de fin de semana a los barcos del país vecino que faenan en el Cantábrico.

Los armadores de barcos lusos esperan que no. Que el acuerdo entre ambos «se mantenga en las mismas condiciones que está», dado que, a su juicio, «es la forma más adecuada de funcionar para los dos países», al tiempo que subrayan que cumplen «en todo momento la normativa comunitaria».

Sacan esto último a colación porque los empresarios gallegos con buques portugueses consideran que los españoles no lo hacen. Aseguran que hay embarcaciones -pertenecientes a la asociación Pescagalicia, concretan- «con potencia insuficiente para llevar a cabo la pesquería de arrastre». Es más, están tan convencidos de sus irregularidades que amenazan con que, si no se mantienen las mismas condiciones en el próximo convenio, «siguiendo la pauta indicada por nuestros abogados, procederemos a denunciar en Bruselas los incumplimientos de caballaje y cuota pesquera a los asociados a Pescagalicia», la asociación más beligerante a la hora de demandar igualdad de condiciones entre la flota que faena en el mismo caladero.

Por otro lado, los armadores con barcos portugueses en Galicia denuncian el trato discriminatorio que se les proporciona en la lonja de A Coruña en lo referente a las condiciones de venta y descarga que se impone a la flota lusa, pues es la única rula en España donde se da esta situación.

El colectivo insiste en que el acuerdo de pesca debe mantenerse tal y como hasta ahora; es decir, que los arrastreros portugueses puedan seguir trabajando los fines de semana mientras los españoles deben amarrar a puerto, sin las cortapisas en el horario de venta que, según la Administración portuguesa, habrá a partir de enero. Según explicó Lisboa en un comunicado, los lusos estarán autorizados a faenar sábados y domingos, pero no podrán descargar sus capturas hasta las 00.00 horas del martes. Los dueños de barcos portugueses advierten que, si es así, «solicitaremos de las autoridades españolas y lusas inspecciones sobre la trazabilidad de productos pesqueros de los arrastreros coruñeses.

Votación
2 votos
Comentarios

El arrastre luso denunciará al español por exceso de potencia si se altera el acuerdo