Celeiro y Anfaco declaran la guerra al anisakis en la merluza del pincho

Eviscerarán mejor el pescado a bordo y devolverán al mar las tripas con el parásito inerte


viveiro / la voz

No lo mencionan en ningún momento, dando por hecho que se sobrentiende, pero lo que llaman «proyecto de innovaciones tecnológicas en palangreros para el desarrollo de mejoras medioambientales» es, en realidad, otra declaración de guerra, otro intento de minimizar la presencia del anisakis en pescados frescos como la merluza del pincho de Gran Sol. La sociedad de armadores Puerto de Celeiro, gestora de esa lonja de A Mariña lucense, y la viguesa Anfaco-Cecopesca firmaron este jueves en Viveiro un contrato con idea de reforzar la imagen de los productos del mar frescos frente a «los intereses que parece haber en menospreciarlos sembrando dudas sobre aspectos sanitarios». El anisakis es un parásito presente en el intestino y las vísceras de numerosos pescados frescos desde al menos 135 años atrás, como recogía este diario en su edición del 30 de mayo de 1882. Al mismo tiempo que se bautizó ese gusano, desde hace años está demostrado que, en general, no entraña ningún riesgo sanitario si el pescado no se consume crudo, porque así sí puede transmitirse al ser humano y provocar alergias o molestias estomacales. El anisakis muere y, por tanto, no perjudica la salud, si el pescado se cocina (frito, cocido o al horno) o si se congela previamente.

A pesar de esas evidencias científicas, y de que entidades como, por ejemplo, la OCU sostienen que el «anisakis no es razón suficiente» para no comer pescado, porque «eliminarlo es relativamente fácil», en organizaciones del sector pesquero como la viveirense Puerto de Celeiro han decidido perfeccionar el procesado del pescado en los barcos y adoptar medidas para devolver al mar las vísceras inertes. Mejorando el eviscerado minimizan o eliminan por completo el parásito del pescado, con lo cual ya no solo no se ven, sino que se rebaja o anula el posible riesgo para la salud. Tratando las vísceras para matar el anisakis se evita que cuando vuelvan al medio marino las coman otras especies y siga propagándose.

Con esos objetivos se han aliado Puerto de Celeiro y Anfaco-Cecopesca. Más de 70.000 euros prevén invertir entre este año y el 2019 en un proyecto de innovación que este jueves, en Celeiro, resumieron Juan Manuel Vieites, secretario general de Anfaco, y Eduardo Míguez, adjunto al director general de Puerto de Celeiro. Pensando en los consumidores, se proponen mejorar la imagen del producto estrella de Celeiro, la merluza del pincho de Gran Sol, así como de otras especies, además de incrementar, en lo posible, la seguridad alimentaria de ese y de otros pescados frescos. Para contribuir a la conservación del medio marino adoptarán las medidas a su alcance para minorar el impacto de las vísceras. Todo con el fin de potenciar el consumo de especies de gran calidad y muy saludables, como la merluza del pincho, así como de mejorar su competitividad en los mercados.

Desarrollo de prototipos

El proyecto conjunto de Puerto de Celeiro y Anfaco-Cecopesca empieza ya, con cursos para enseñar a los tripulantes de al menos 22 pincheiros de Gran Sol a eviscerar y conservar aún mejor la merluza y otras especies a bordo, así como a devolver las tripas al mar con el anisakis muerto. Paralelamente, desarrollarán prototipos para tratar las vísceras en los pesqueros, de tal modo que el parásito no se propague en el medio marino. Esos equipos serán probados en los pesqueros de Gran Sol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Celeiro y Anfaco declaran la guerra al anisakis en la merluza del pincho