Sorprenden a cuatro furtivos en Poio y les decomisan cien kilos de almejas

El marisco fue devuelto al mar en el mismo banco marisquero


Poio / La voz

La colaboración entre la Guardia Civil y los vigilantes de la cofradía pontevedresa de San Telmo permitió la identificación de cuatro furtivos -todos ellos vecinos de Poio y Pontevedra con edades comprendidas entre los 27 y los 38 años- cuando faenaban irregularmente en la playa de Lourido. De este modo, se recuperaron cuatro sacos de almejas, con un peso total de 105,760 kilos, que pudieron ser devueltas al mar en el mismo banco marisquero.

Fue a última hora de la tarde del lunes cuando los vigilantes del pósito se pusieron en contacto con el instituto armado para comunicarles que habían localizado a cuatro furtivos. Dos patrullas de la Guardia Civil, una del Seprona y otra de seguridad ciudadana, se desplazaron hasta Lourido para cubrir las posibles vías de escape, mientras que el personal de la cofradía identificó a los sospechosos.

Fue entonces cuando uno de ellos trató de distraer «la atención del dispositivo saliendo de la playa sin ningún bulto, en tanto que los otros tres se introducían en el agua con varios sacos, hasta llegar a la escollera». Finalmente, fueron interceptados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sorprenden a cuatro furtivos en Poio y les decomisan cien kilos de almejas