Las subastas de pulpo este verano en las lonjas se desploman un 46 %

El precio máximo por kilo se dispara un 40 % ante la escasez de capturas

.
ana gerpe
redacción / la voz

Las descargas de pulpo en las lonjas gallegas en julio y agosto cayeron un 46 % en relación a los mismos meses del año pasado. Así, según los datos oficiales disponibles en el portal estadístico de la Consellería do Mar pescadegalicia.gal, este verano se han subastado en las rulas 264,8 toneladas, frente a las 489,6 del anterior. Claro que en el 2016 se desarrolló una campaña excepcional, en la que se vendieron 3.000 toneladas, un 66 % más que en el 2015. De momento, en los casi ocho meses de este 2017 pasaron por las lonjas menos de la mitad, 1.309 toneladas.

Este desplome en las capturas ha desatado una auténtica crisis del pulpo en el sector, que ni siquiera es compensada por el fuerte incremento de las cotizaciones del cefalópodo en las subastas. Así, el precio máximo por kilo ha aumentado un 40 %, al pasar de 10,30 euros de media en los meses de julio y agosto del 2016, a 14,34.

La facturación global en las lonjas por estas capturas cayó un 28 %: de 2,9 millones bajó a 2,1 entre los mismos períodos tomados como referencia.

En una de las principales comarcas pulpeiras de Galicia, la de Barbanza, las capturas que llegan a los principales puertos de referencia, Ribeira, Muros, Porto do Son y Lira, son ínfimas. Por la rula ribeirense pasaron el miércoles 779 kilogramos y por la muradana, 280. La mayoría de los barcos no logran traer a tierra más de veinte kilos, una cantidad muy inferior al cupo establecido. Las crecientes dificultades para conseguir cefalópodo han provocado que muchos naseiros cambiasen de actividad. En Ribeira son 40 barcos los que continúan descargando esta mercancía, mientras que en Muros, 16.

En estas rulas, los precios siguen por las nubes. En la de Ribeira, los de mejor tamaño alcanzaron ayer 11,50 euros el kilo; los medianos, 9,35.

En la de Muros, anteayer, 12 euros, y en la de Lira, 12,50. Sin embargo, muchos naseiros afirman que no compensa porque, al conseguirse capturas tan bajas, los gastos no cubren los ingresos.

El patrón mayor de Bueu, José Manuel Rosas, subrayó que la presente campaña está resultando «preocupantemente floxa». De hecho, avanzó que algunas de las 40 embarcaciones que la iniciaron, a principios de julio, están amarradas, esperando a que las capturas tomen otro cariz. Porque, con tan poco recurso, «non vale a pena sair».

Los kilos que se descargan son tan pocos que en Bueu han suspendido las pujas diarias y venden directamente por teléfono, especialmente a frigoríficos y a la cadena de supermercados Froiz, apuntó Rosas. Los pulpos de mayor tamaño se cotizan a 11,50 euros el kilo y a 7,60, los medianos.

El patrón mayor de Bueu explicó que, en su opinión, el pulpo es una de las especies menos estudiadas y que no sabe bien por qué abunda y por qué no, como este año. «O polbo compórtase de xeito estraño, en anos de escasez, de repente aparece», aclara.

En todo caso, Rosas avanza que las elevadas cotizaciones que está alcanzado la especie en las lonjas no es solo porque escasea aquí, sino también en países como Mauritania y Marruecos, «e a demanda é bestial».

Votación
2 votos
Comentarios

Las subastas de pulpo este verano en las lonjas se desploman un 46 %