Arrastreros pelágicos irlandeses y galos pescan bonito de noche en el Cantábrico

El secretario general de Pesca arremete contra artes no selectivas vetadas en España

.

redacción / la voz

Con la costera del bonito, llegan a la costa cantábrica los arrastreros pelágicos de Francia e Irlanda, para disgusto de la flota pesquera gallega, que cada verano observa con impotencia cómo esos barcos arrasan con todo lo que encuentran a su paso al utilizar un arte prohibido para los españoles. Pero, al menos en eso, actúan de forma legal, pues operan en aguas comunitarias, fuera de las doce millas. El secretario general de Pesca, Alberto López Asenjo, manifestó ayer en Oviedo que España pedirá a la Unión Europea la elaboración de una «reglamentación más rigurosa» de las artes de arrastre pelágicas, que evite la captura no selectiva de algunas especies como el bonito. López Asenjo compartió las quejas de los pesqueros gallegos por el uso de este tipo de redes por parte de flotas de Francia e Irlanda, prohibidas en España, donde el bonito se captura con anzuelo. Y apostó por «darle una nueva vuelta» a la reglamentación europea para evitar que se capturen ejemplares pequeños que luego son devueltos al mar muertos por no dar la talla.

«El nivel de selectividad de estas artes es espantoso, pero a día de hoy son legales por lo que hay que romper la dinámica perversa de pescar para devolver al mar ejemplares muertos», destacó.

Pero, mientras tanto, los boniteros gallegos tienen que convivir con los arrastreros galos e irlandeses cada verano y, sobre todo, con la estela que dejan a su paso en el mar. El armador de Muxía José Lema posee dos boniteros que participan en la costera. Explica que arrastreros pelágicos extranjeros merodean ya por la costa gallega y aprovechan los sistemas de localización que portan los barcos gallegos para localizar los bancos de bonito. Cuando lo hacen, aguardan a que llegue la noche para ponerse manos a la obra, algo vetado también para los gallegos. Cuando amanece, encuentran «todo desfeito, esquilman todo». Además, lo que nos les vale lo devuelven al mar, confirma Lema.

El armador de Muxía está indignado, no solo porque estén destruyendo los bancos de pesca, sino también porque «acaban co ecosistema» e incluso están capturando en sus redes ballenas. Y aclara que entre los bonitos suele haber ballenas, que también caen en las redes pelágicas. Pero José Lema subraya que estos barcos «están facendo o seu traballo, a culpa non é deles, senón da política pesqueira común».

En la actualidad, la flota bonitera está concentrada en el golfo de Vizcaya, más cerca de lo habitual, donde han detectado los mayores bancos de bonito.

Basilio Otero, patrón mayor de Burela y presidente de la federación de pósitos de Lugo y también de la nacional, confirmó que los arrastreros pelágicos faenan ya en el Cantábrico (hace unos días estaban a la altura de Gijón) y que está recibiendo quejas de barcos gallegos porque galos e irlandeses faenan de noche. 

Aún no han descargado

De momento, parece que los pesqueros extranjeros no han descargado en puertos de la comunidad. El año pasado lo hicieron, en el de A Coruña, y fueron retenidos durante 24 horas por las autoridades pesqueras y fueron objeto de una inspección por descargar especies para las que no tenían permiso, como el atún rojo. También lo hicieron en Celeiro a mediados de septiembre «sen control ningún, sen inspección, nin Garda Civil», como lamentaba entonces la flota gallega. La presión inspectora se intensificó entonces ante el profundo malestar de la flota gallega.

Votación
10 votos
Comentarios

Arrastreros pelágicos irlandeses y galos pescan bonito de noche en el Cantábrico